Estos son los motivos por los que los psicólogos no recomiendan ver esta serie de Netflix

PRECAUCIÓN

Estos son los motivos por los que los psicólogos no recomiendan ver esta serie de Netflix

Estos son los motivos por los que los psicólogos no recomiendan ver esta serie de Netflix

La producción original de Netflix, con colaboración especial de Selena Gómez, trata de forma muy explícita temas como el suicido y el bullying, motivo por el que los especialistas están muy preocupados por sus repercursiones en la juventud.

Cualquiera que haya estado navegando por las redes sociales en las últimas semanas conoce, un poco más o un poco menos, la trama de la nueva serie de moda "13 Reasons why", que se traduce al español como "Por treces razones". El programa cuenta la historia de Hannah Baker, una joven que se suicida y le deja a sus compañeros de clase una serie de casettes donde explica cómo cada uno de ellos la llevo a tomar esa terrible decisión.

Aunque la serie es increíblemente atrapante, cae en algunos lugares comunes de típica historia de adolescentes estadounidenses y en alguna que otra cuestión racista. Sin embargo, el mayor peligro que tiene este programa, basado en el libro que lleva el mismo nombre escrito por Jay Asher en 2007, es que muchos especialistas consideran que podría inducir al suicidio.

Jaelea Skehan, directora del Instituto de Salud Mental de la Universidad de Newcastle, en Australia, escribió un análisis titulado: "Seis motivos por lo que me preocupa una serie de televisión", donde relata cuales son las razones por las que considera que "13 Reasons why" es peligroso para los jóvenes.

1- La escena del suicidio es muy gráfica

Dentro del mundo del periodismo es sabido que al momento de cubrir el suicidio de un personaje famoso o relevante hay que tener mucho cuidado, ya que es un tipo de conducta que suele ser imitativa. Esto es conocido como "efecto Werther", por el nombre del protagonista de una novela de Goethe que termina quitándose su propia vida. Luego de que se publicase la obra, en 1774, se produjo en Europa una serie de suicidios en masa de formas muy parecidas a las del personaje.

Skehan plantea el mismo argumento para la serie televisiva. "El nivel de detalle que se da y lo larga de la escena no concuerda con ninguna de las recomendaciones internacionales sobre la representación de métodos suicidas", explica la especialista, y agrega: "sabemos que descripciones detalladas están asociadas con un aumento en la tasa de personas que se quitan la vida".

2- Da un mensaje erróneo sobre los motivos de un suicidio

La serie tiene la intención de generar consciencia sobre los factores de riesgo para los adolescentes, sugiriendo que siempre existen motivos lineales por los que esto sucede. En ningún momento se alerta sobre la posibilidad de que la protagonista esté sufriendo algún trastorno emocional, como suele suceder en la mayoría de los casos.

"El show básicamente da la idea de que con tantas "razones" el suicidio era inevitable, lo que no es un mensaje que ayude mucho", plantea Skehan, que también considera que la serie no hace el mínimo esfuerzo por legitimar los sentimientos y el sufrimiento de los otros. "Los jóvenes tienen que entender que el dolor psicologógico es válido y que tienen derecho a buscar ayuda tengan o no razones", expresa.

3- Se pierde la oportunidad de mostrar el impacto que tiene en los demás

Si bien en la serie se le dedica una gran cantidad de tiempo al duelo de los padres, no se sigue el mismo tratamiento para el resto de los personajes que conocían a la protagonista. Sus compañeros de colegio y en especial los docentes y directivos, no parecen estar sufriendo de la forma en la que sucede en la vida real.

La psicóloga australiana argumenta porqué hubiese sido conveniente mostrar más el dolor de sus conocidos y expone: "El suicidio tiene un impacto devastador y duradero en la familia, los amigos, y en una amplia red de gente que conocía a la persona"

4- Genera mucha culpa en los personajes y en el espectador

"Para cualquiera que haya perdido a alguien querido por un suicidio, es probable que la narrativa de la serie le agregue más culpa de la que esté sintiendo", advierte Skehan. Durante el desarrollo del programa, se va construyendo la idea de que si alguno de los personajes hubiera hecho algo distinto, la protagonista seguiría viva, lo que no alivia el dolor que pueden estar sufriendo algunos espectadores si no que lo acrecienta.

5- No alienta la búsqueda de ayuda

"13 reasons why" muestra cómo los adolescentes hacen un gran esfuerzo por esconder de sus padres y maestros los problemas que los aquejan. En la única ocasión en la que la protagonista busca un consejo en un adulto, el consejero escolar, este maneja muy mal la situación, lo que da una pésima idea de cómo funcionan las redes de contención institucionales.

"No tuve la sensación de que nada en este drama alentara a los jóvenes a hablar con sus padres o algún otro adulto de confianza", manifestó la especialista.

6- Le da un valor romántico al suicidio y a la idea de "dejar un mensaje"

Durante el desarrollo de la serie se ve como los personajes a los que la protagonista acusa de "llevarla al suicidio" se sienten terriblemente culpables por lo sucedido y sufren deseando haber hecho las cosas distinto. La voz de la narradora durante todo el show da la idea de que la joven está viendo como su mensaje tiene un efecto en sus compañeros.

La especialista en salud mental considera que esto es especialmente peligroso porque presenta al suicidio como una forma de conseguir una respuesta en la gente. "La dura realidad es que la protagonista no podrá ser testigo de las reacciones de las personas", explica, y agrega que se siente particularmente preocupada por haber visto en las redes sociales varios mensajes de jóvenes que consideran que la muerte de la chica "tuvo un sentido" o que había "dejado una lección".