ICONOS MUSICALES

"Supersonic", un notable documental sobre el grupo Oasis

"Supersonic", un notable documental sobre el grupo Oasis

El documental de Mat Whitecross sobre Oasis, tuvo su estreno anoche en el Festival de Cine de Mar del Plata con una cinta plagada de música, videos, fotos y relatos de los hermanos Noel y Liam Gallagher, en lo que fue una de las proyecciones más destacadas de la edición 31 que termina este sábado.

“Tenemos que sacar a Sting y a toda esa música que suena en McDonald's”, dice el guitarrista y compositor Noel Gallagher en un audio de archivo, a lo que el vocalista Liam agrega: “Quiero tener la cabeza de Phil Collins en mi freezer”.

En 1996 Oasis se convirtió en el grupo más convocante de la historia del rock británico al presentarse ante 500.000 personas en las dos fechas en Knebworth Park, pocos años después de haberse formado en un sótano de Manchester sin tener mucha idea de cómo hacer música.

“Es increíble que toda esta gente cante una canción que escribí a las apuradas en la madrugada”, comenta Noel sobre el megaéxito que le da nombre al documental, que contó con la producción ejecutiva de él y su hermano, peleados casi a muerte desde la separación del grupo en 2009.

 El acierto de Whitecross para la realización va por partida cuádruple: tiene mucho archivo, cuenta con los testimonios, siempre en off (algo novedoso), de todas las personas vinculadas a la banda, se mete en la intimidad de sus miembros, y, además, apuesta por buenos segmentos musicales (entre ellos una canción de Stone Roses) que dieron marco a los testimonios.

Sus comienzos en los barrios humildes de Manchester, la creación de clásicos como “Wonderwall” o “Live Forever”, el descontrol en las giras, los excesos y las declaraciones más polémicas desde que editaron el impactante “Definitely Maybe” pasan por la pantalla con esa cuota de humor ácido que caracterizó a los Gallagher.

Toda la soberbia y pedantería está en frases como “somos la mejor banda del mundo, ¿y qué?” o “músicos terminados no deberían darle premios a los músicos exitosos”, al recibir un galardón del fallecido cantante de INXS, Michael Hutchence, en los Brit Award de 1996.

Pero también queda expuesto ese origen en las barriadas populares, cuando afirman: “Los únicos premios que nos importan son los de los fans. Lo que nos den los cretinos de la industria no nos importa para nada”.

Vale recordar que en ese entonces, Oasis era una banda independiente y emergente, que todavía no había ganado nada y que ponía todo en juego: “Si esto no salía –afirma Liam-, no sé qué hubiera pasado. Mi vida hubiera sido toda negra”.

El filme arranca como termina, con ellos y sus familias llegando en helicóptero al recital, sin poder creer que en tres años lograron lo que nadie pudo y sin siquiera proponérselo: “No llegamos porque fuera nuestro objetivo. Llegamos porque todos nos chupó un huevo”.

 

 

 

Fuente Telam