La dulce noticia de Benito Cerati

MATERIAL NUEVO

La dulce noticia de Benito Cerati

La dulce noticia de Benito Cerati

Bajo el nombre Zero Kill, Benito editó su segundo disco, mientras que los Cocaleros llegan con el country western y Sergio Chotsourian publicó su placa solista "Aurora".

ZERO KILL, “ALIEN HEAD”:
Segundo álbum del proyecto de Benito Cerati, en el que se sumerge en la experimentación aunque más en formato canción en las que alterna el castellano y el inglés, siempre dentro de un moderno y climático electro-pop, buscando alejarse de cualquier situación que lo emparente con ser el responsable del legado artístico de su padre Gustavo Cerati.
En este caso, Benito, sin abandonar la experimentación trabajo más el formato canción de electro-pop con elementos rockeros, algo de psicodelia, pasado por el tamiz de muchas maquinas, aunque ya se mueva con una banda integrada por Alfredo Gracia Tay en guitarras, Dana Bell en bajo y coros y Pedro Bulgakov en batería.
Para la producción eligió a Tweety González quien redondeó las ideas de Benito como en “Te amamos pero necesitamos un poco de espacio” un largo lamento de pop electrónico, cargado de ruiditos, mientras que en “Saltando desde el fondo del mar” la tracción desde la base le da velocidad a la canción, siempre cubierta por maquinas y colchones de sintetizadores.
“Staring to death while falling off a cliff” es de un clima melancólico, invernal, una balada calma, y es en estas canciones donde la voz de Benito queda al frente aunque es un asignatura a resolver en especial en los shows, donde tanta cantidad de maquinas puede volverlo inaudible.
“Sweetness means no alibi” abre más oscura con una guitarra al frente, una base bien al frente, con un buen estribillo que apunta a levantar el clima. “Orgasms wont come easy if joy keep doing that belly dance”con voces de Almendra Marilqo logra un clima que acerca a la canción a Imagine Dragons y a cosas del ultimo Coldplay, con momentos power de la guitarra y la base.
“Reencarnar” es cancionero, con guitarra, ciertos ruiditos, una balada en tono spineatteano hasta que ingresa la base más electrónica. “El final de una relación normal” tiene un inicio buen groovero, es veloz, inquieta, urgente con momentos crudos en especial el estribillo, donde la voz de Benito suena procesada, luego baja a unos coros Beatles y retoma el groove funky.
“We couldn’t…” mezcla una percusión acústica con un procesamiento de maquinas, la voz en inglés. El disco se cierra con “22164” en forma de medio tempo, con la batería al frente, ruidos desde un sintetizador y con coros de Eloisa López, Almendra Marilqo y Victoria Maurette hasta un final funky con bronces a todo trapo.


LOS COCALEROS, “ABRA PAMPA”:
Segundo disco de particular banda integrada por los jujeños Martín "Lustra" Pose en voz, Adrián Mateo Boudet en guitarra eléctrica, Ariel Pantaleón en bajo y Pablo Bione en batería, que hace años conforman la rica y emergente escena cordobesa.
El disco abre con la folkie “Duro invierno” cuya letra es pura nocturnidad de un caminante, aires oscuros. “Una Bolsa y una flor” es puro canto de protesta bien punk a la antigua de una letra cargada contra una de las policías más violentas de la Argentina, la cordobesa, con un divertido y ocurrente estribillo gastando a los políticos y a los medios masivos por ocultar la violencia policial.
“Soy una sombra” recupera los aires de folk destroy y country alternativo con ciertos elementos de Ryan Adams pero también de Hank Williams III que gusta de mezclar el country de su abuelo con el punk y con el metal ya que es amigo de Phil Anselmo de Pantera. La canción tiene interesantes arreglos de bronces que le dan una atmosfera para perder en cualquier parte de la serranía cordobesa. “Hacia el sol” es más un country western con un muy buen uso de la slide, con un clima muy bien logrado, transmitiendo ese clima árido que comienza al norte de Córdoba y se extiende hacia el NOA argentina.
“Demonio Personal” tiene un clima más de blues campesino y la banda aparece emparentada con cultores locales del genero como Los Álamos, Sombrero, Extra y los Imposibles, ya que la relectura es bien criolla, bien local y se la cruza con ritmos argentinos.
“Alma desespera” y “Borracho y peligroso” mantienen la línea del country desangelado, desérticos, mientras que un rockito crudo aparece en “Panorámica de un cielo estrellado” con muy buenos punteos surfer de la guitarra.
En “Abra pampa” vuelven el soundtrack para un western spaghetti donde los Cocaleros arman un escándalo de tiros y botellas rotas en Villazón, del lado boliviano de la frontera, mientras que el disco se cierra con la surfer alternativa “Sigo buscando” jugada a alta velocidad, con la batería bien al frente.


SERGIO CHOTSOURIAN, “AURORA”:
El Ex Natas Sergio Chotsourian lanzó su segundo disco solista, "Aurora", en menos de un año bajo el seudónimo Sergio Ch., en lo que es un trabajo más oscuro y distorsionado que el anterior.
El sucesor de "1974" trae como novedad la conexión de la clásica SG a los amplificadores del ex Natas y actual Ararat y Soldati, aunque mantiene el formato de voz-guitarras, con la compañía de un metalfón a cargo de Milagros Arrom y algunos efectos.
Además, con "Aurora" y "Aurora 2", Sergio Ch. retoma la psicodelia y los momentos de cuelgue con dos piezas que, en conjunto, suman 37 minutos de puros sonidos, ruidos y osciladores.
Ahí se puede apreciar como ese desierto que mostraba "1974" se fue transformando en una plataforma espacial que lanza sus estiletazos musicales hacia el espacio sonoro.
"¿Alguna vez perdiste la fe, algunas vez llegaste a matar? Resistiendo el cuerpo de metal, alguna vez debiste intentar", canta este pionero del stoner nacional en "El Herrero", una canción en la que la guitarra criolla toma la delantera, con delicados toques de metalfón.
Ese camino iniciado a libertad que significó "Cabalgata hacia la luz" (Ararat) y continuado en "1974" quedó cimentado en "Aurora", los aires de esperanza ya fueron dejados de lado para centrarse en la nueva etapa en la vida de Sergio Ch.
Los orígenes de este disco se encuentran en un viaje que su compositor realizó junto a su familia a Uruguay, calificado como "iniciático" por él mismo.
"La heroína" y "El alud", en tanto, están dentro de lo que se puede calificar como "formato canción" dentro de las composiciones de un músico que nunca se encasilló dentro de ese estilo.
Esas dos piezas vienen con melodía y rasgueos que dejan sonar todas las notas que componen a los acordes, pero con una sequedad tan elocuente que jamás se aleja del espíritu del disco.
"Aurora" fue grabado y mezclado por Sergio Ch en Death Studios, masterizado Patricio Claypole en Estudio El Attic (un clásico de Chotsourián) y distribuido por el sello South American Sludge Records.

Fuente Telam