Un ex Videomatch reveló la durísima historia de su hijo con Asperger:

MUY FUERTE

Un ex Videomatch reveló la durísima historia de su hijo con Asperger: "Me cuesta conectar con él"

Un ex Videomatch reveló la durísima historia de su hijo con Asperger: "Me cuesta conectar con él"

Sergio Gonal, uno de los cómicos que acompañó a Tinelli en sus primeros años en Videomatch, reveló la dura historia que vive con su hijo, Lucas, quien padece de este Sindrome que afecta la socialización y comunicación.

Nadie, ni siquiera el conductor de "Vino para vos", esperaba que Sergio Gonal abriera su corazón para hablar de algo tan íntimo y doloroso como de la enfermedad de su hijo Lucas, de 27 años, quien padece de Sindrome de Asperger. Aunque la charla no se dirigía hacia ese lado, el humorista sintió que era un buen momento para hablar de lo que le tocó vivir con su hijo todos estos años y cómo es importante hacer todo por lo que uno cree o sueña.

"Lucas es discapacitado y yo nunca pude conectar con él. Mirá adonde me llevás con este programa... yo la verdad, que se yo, a la nena me la llevé a Disney, al más grande a Nueva York, trato de dar todo, pero con Lucas no puedo conectar y esto es para vos: si tenés un chico discapacitado, hacé todo lo que tengas a mano, porque todo va a ser poco, ¿entendés? Yo en momentos siento que por laburos, porque uno se mete en la vorágine de la temporada, el viaje, etc, siento que hice poco por Lucas. Y sin embargo va al mejor establecimiento que podríamos haber encontrado. Actores me ayuda muchísimo también, desde hace años a Lucas no le falta nada, pero siento que todo es poco. Y Lucas es el primero que llevo a la casa de la mamá y me da un abrazo y con su sonido gutural me dice 'papá', y tenemos un código y todo... pero siento que todo es poco con Lucas y si tengo que hacer un mea culpa, cuando miro para atrás digo 'ah, ¿por qué no hice tal cosa? ¿sabés por qué no hice tal otra?'", arrancó su relato Sergio.

Mientras los otros famosos presentes, como Ana Acosta, se conmovían hasta las lágrimas con los sentimientos expresados por el cómico, él contó lo difícil que fue llegar a un diagnóstico certero y cómo seguir el consejo de un médico pesimista lo hizo hacer algo de lo que se arrepiente todos los días de su vida.

"A nosotros nos decían en Mar del Plata que tenía un retraso de desarrollo madurativo, porque Lucas se crió bien, se desarrolló bien. Yo te lo siento acá y Lucas es Lucas, pero vos decís, '¿qué hacés campeón? ¿qué tomás?' y él no te va a saber contestar. Físicamente no te das cuenta que tiene problemas, ¿entendés? Nos pasa cuando vamos a un restaurant, que le dan la carta y yo le digo 'No, no, Lucas no lee'. Yo decido el plato de Lucas. Es así la relación con él. Lucas es un hombrecito divino, fachero... pero entonces digo, en Mar del Plata nos decían que tenía un retraso, después nos dijeron que era sordomudo. Yo decía: 'este chico no es sordomudo' y vos te empezas a desesperar. Cuando pego laburo en Videomatch el primer sueldo, me acuerdo siempre, era de $860 pesos, sueldo de bolsillo. Entonces voy al mejor especialista y el me cobraba 600 pesos, para que tengas un parámetro de los sueldos. Yo le dije 'bueno, tome, digame qué es lo que tiene mi hijo' y ahí me dicen que tiene Sindrome de Asperger. Yo me dije, ¿qué hago con esto? ¿Adonde hay que ir? En esa época se hablaba de que había que llevar a los chicos a Cuba, pero el doctor me dijo 'no, Sergio, no gastes dinero de nada, esto ya está así. Tratá de buscar un establecimiento donde pueda ser lo más autónomo posible' y eso fue lo que hice. Mi mea culpa es haberle hecho caso a ese doctor. Yo siento que uno tiene que intentar todo. En su momento, cuando Luquitas tenía 6 años que fue cuando me lo diagnosticaron, tendría que haberlo llevado a Cuba, a Canadá y adonde hubiera sido. Si tenés un chico en esta situación, hacé todo, hacé todo porque después se te va la vida y sentís que nada. Por ahi, esto es útil para alguien, por eso lo dije", finalizó conteniéndose para no llorar.