Rosenfeld desmintió problemas para amadrinar a Matilda:

EXCLUSIVO

Rosenfeld desmintió problemas para amadrinar a Matilda: "hoy ser padrino ya no tiene que ver con lo religioso"

Rosenfeld desmintió problemas para amadrinar a Matilda: "hoy ser padrino ya no tiene que ver con lo religioso"

En diálogo con PRONTO.com.ar, la abogada de los famosos explicó que no tiene impedimentos para ser madrina de la hija de Luciana Salazar por profesar la religión judía.

En la actualidad, las religiones ya no son tan estrictas. Aunque antes sí o sí una persona debía presentar la fe de bautismo para poder ser padrino o madrina de la religión católica, hoy esos impedimentos son cosa del pasado. Y es por eso que Ana Rosenfeld puede decir con total seguridad que aunque profesa la religión judía, será la madrina de Matilda, la hija que Luciana Salazar tendrá a mediados de diciembre a través de un vientre subrogado en Miami.

Tras la pregunta que se hizo PRONTO sobre si podía o no ser electa madrina, la abogada explicó que "hoy en día, ser padrino o madrina no tiene que ver con lo religioso sino con los cuidados, es acompañar desde otro lugar, es algo más social".

Así mismo, Ana confesó que ella lo vive de una manera especial porque el mismo día en que Luciana le pidió que fuera la madrina, su hija le reveló que estaba otra vez embarazada y que volverá a ser abuela. "Es una doble emoción porque voy a ser madrina y abuela a la vez. ¡El mismo día y en el mismo hospital! Es una coincidencia hermosa", afirmó.

"Yo ya soy madrina de una de las hijas de Beatriz Salomón así que se que no voy a tener problemas para serlo de la hija de Lu. Para mi es todo un honor que me haya elegido, la conozco hace más de 20 años y siempre fuimos unidas. La conozco desde el año '95, cuando conocí a Palito y Evangelina. Tengo fotos desde que era una nenita y no dejé de verla nunca. Nuestra amistad no se cortó jamás, ¡hasta vivió conmigo! Hay una relación, una amistad tan profunda y única que Luciana a veces me dice que parezco su mamá. Yo siempre le respondo que podría ser su abuela, porque a su mamá le llevo diez años (risas)", relató revelando un costado desconocido de su relación con la sexy rubia.

Sobre el acompañamiento a Luciana en este momento tan especial de su vida, Ana confesó que ella fue una de las primeras en saber de su búsqueda. "Estoy en este tema desde antes de que Luciana congelara sus óvulos. La asesoré en todo lo que tiene que ver con lo legal porque la documentación americana no es la misma que la Argentina. No es la primera vez que hago contratos de subrogación de vientre y hasta estudié fallos de madres subrogantes para quedarme tranquila de que cuando nazcan los bebés, van a ser de mis clientes", explicó. 

¿Cómo está Luciana ahora que pudo contar todo lo que vivió y vive? "Desde lo legal super tranquila y desde lo emocional, también. Fue un alivio para ella poder contar esta noticia tan linda", explicó. Sobre el por qué del nombre Matilda, Ana confirmó que fue por la dulzura y calidez que transmite. "Luciana siempre dijo que si tenía una hija le iba a poner ese nombre porque le genera mucha emoción", reveló.

Rosenfeld desmintió problemas para amadrinar a Matilda: "hoy ser padrino ya no tiene que ver con lo religioso"