Consultorio psicológico: '¿Mujeriegos empedernidos o fóbicos al amor'?

ENTREVISTA

Consultorio psicológico: '¿Mujeriegos empedernidos o fóbicos al amor'?

Consultorio psicológico: '¿Mujeriegos empedernidos o fóbicos al amor'?

El Licenciado Gervasio Díaz Castelli le cuenta a PRONTO.com.ar qué hay en verdad detrás de un 'conquistador serial' que promete 'el oro y el moro' pero que rara vez cumple. Y aclara: 'Esta conducta también existe entre las mujeres y es lo que comúnmente se denomina histeria'.

- ¿Qué es lo que define a un mujeriego?

En principio, el mujeriego 'crónico' tiene un exceso de narcisismo. Para él, el disfrute está puesto en el enamoramiento y no en el amor, que son dos cosas diferentes. El mujeriego se queda en la primera que involucra la excitación, la pasión y la pulsión sexual y cuando eso baja o desaparece; se pinchan y buscan otra. Se van fugando del amor porque son muy sueltos para la conquista pero muy fóbicos y con muchísimos cepos para entregarse a lo afectivo.

Por lo general, tienen un encanto especial con las mujeres a las que muchas veces se les suele despertar una 'fantasía de rescate', es decir, creen que por ellas van a cambiar y muchas veces quedan atrapadas, esperando el amor prometido que nunca llega. Quiero aclarar que la persona que tiene esta característica no es mala sino que les resulta imposible comprometerse y la mejor manera de no estar con una (de no comprometerse) es estar con todas a la vez.

- Serían fóbicos al amor.

Podría decirse que sí. El amor implica compromiso, convivencia, compartir un proyecto de vida, planificar y justamente todo eso es a lo que se le teme. Vale aclarar que no es algo que se ve sólo en los hombres, en el caso de las mujeres, esto se conoce como 'histeria'.

- Y la persona mujeriega o histérica, ¿puede cambiar?

Sí. Hay muchos que lo revierten porque con esta conducta se llega indefectiblemente a la soledad. Insisto que esto no implica una condición mala de base, sino como un patrón de conducta que se revierte. Pero repito: no demonizaría porque se trata de una fobia. La psicoterapia ayuda pero a veces se puede revertir sola... una cura por amor, por ejemplo. Aparece una persona que toca el corazón y logra que la conducta se modifique.