10:31 h. Domingo, 20 d Abril d 2014

La temida bronquilitis

| 20 d Abril d 2014 (10:31 h.)

Si sos mamás de chicos pequeños seguro habrás escuchado hablar de bronquiolitis y broncoespasmo, dis términos que muchas veces se confunden y generan bastante temor. La bronquiolitis es una enfermedad viral y el broncoespasmo es un síntoma de esta afección o de otras enfermedades respiratorias; no una afección en sí. Para que estés tranquila, te damois las definiciones correctas y toda la información que necesitás.

Aclarando términos
Infecciones respitatorias: las infecciones respitaroias aguas bajas -IRAB-son la neumonía y bronquiolitis y constituyen uno de los principales problemas de salud en los menores de 5 años. Son la causa de casi la mitad de las hospitalizaciones y una de las causas más comunes de consulta en emergencia; hasta el 70 por ciento de las mismas en los meses de invierno. A pesar de que la mayoría de los casos son virales, es la causa más común de administración de antibióticos y utilización inadecuada de radiografías. También muchas veces se indican medicamentos para la tos o el resfrío y muchos de ellos puedentener componentes potencialmente riesgosos para lactantes pequeños. Por eso un correcto diagnóstico es fundamental.

Broncoespasmo: como dijimos, es un síntoma de la bronquiolitis o de otra enfermedad respiratoria. Se trata de una obstrucción en las vías aéreas que produce las sibilancias o los famosos "ruiditos en el pecho".

Bronquiolitis: es una inflamación difusa y de los bronquiolos (las vías aéreas más pequeñas) en menores de 2 años y la causa principal es el virus sincicial respitarorio, que es muy contagioso. Esta infección se transmite de una persona a otra por el contacto con las secreciones nasales o a través de gotitas transmitidas por el aire. Cuanto menor es la edad del bebé, mayor es la severidad del cusdro, porque el sistema inmune todavía está inmaduro. La bronquiolitis típica comienza con 1-3 días de congestión, tos y en ocasiones fiebre. La enfermedad progresa hasta producir síntomas de la vía aérea inferior dando los clásicos signos y síntomas de esta afección: taquipnea (aumento de la frecuencia respiratoria), retracciones (uso de músculos, accesorios de la respiración), rales (ruidos de las secreciones), tos y sibilancias (broncoespasmo).

Cuándo consultar
Ante los primeros síntomas de fiebre, tos, agitación y dificultad para respirar en los menores, se debe a acudir al pediatra de inmediato. La rapidez de reflejos de los papás es fundamental, porque la consulta médica a tiempo evita tanto las internaciones prolongadas o complicaciones como la neumonía que es una enfermedad más peligrosa.

La severidad de la bronquiolitis se evalúa en relación a si el niño puede alimentarse y/o dormir:

Grado 1: come y duerme

Grado 2: no come pero duerme

Grado 3: no come ni duerme

La evolución en general es favorable con un promedio de internación inferior a una semana. La mortalidad es menor al 1 por ciento. El tratamiento será indicado siempre por el pediatra de acuerdo al diagnóstico. Teniendo en cuenta esta información y prestando atención a los síntomas en forma inmediata, los chicos estarán controlados y se evitarán complicaciones.