Seis usos 'beauty' del huevo para todos los días

INCREÍBLE

Seis usos 'beauty' del huevo para todos los días

Seis usos 'beauty' del huevo para todos los días

Además de ser un gran alimento, lleno de cosas que nuestro cuerpo necesita, el huevo también es un aliado infalible para la rutina de belleza. 

El huevo es uno de los alimentos básicos en la dieta de cualquiera. Casi todo lo que consumimos contiene huevo, ya sea como ingrediente o en su totalidad. Es un alimento rico en nutrientes, riquísimo de sabor y aunque pocos lo sepan, también es un excelente aliado a la hora de la belleza.

En la piel tiene tres propiedades: puede ser un excelente tónico; ayudar a reducir la inflamación; hidratar; combatir puntos negros y regular el ph natural. Pero también puede ayudar al cabello al acondicionarlo, darle volumen y brillo, y emparejar su Ph.

Tónico:  La clara de huevo no sólo ayuda a purificar y eliminar las impurezas que se acumulan en la piel, sino que además, contiene nutrientes que funcionan como una especie de lifting natural para la cara. ¿Cómo usarla? Batí un huevo y aplicalo en la piel durante 20 min. Esperá que se seque y retiralo con agua tibia (no caliente).

Antiinflamatorio: Es muy usado para problemas como las bolsas en los ojos y erupciones cutáneas. Sólo tenés que aplicar un poco sobre la zona en cuestión y esperar a que desinflame.

Regulador de Ph: El huevo es uno de los alimentos más alcalinos que existen y por eso es excelente para regular el PH de la piel. Ayuda a disminuir la grasa tanto en la cara, como en el pelo, a la vez que hidrata.

Hidratante: Al contener gran cantidad de ácidos grasos y vitaminas, funciona como una perfecta fuente de hidratación en la piel. Usualmente se usa en mascarillas y tratamientos para humectar la piel de la cara.

Puntos negros: Además de todas las propiedades anteriormente explicadas, el huevo es sumamente purificante. Por eso es excelente para limpiar la piel al cien por ciento y remover puntos negros o impurezas.

Pelo: Como tiene propiedades hidratantes, el huevo es perfecto como un acondicionador. Basta con colocar un huevo batido en el pelo durante 20 minutos y luego enjuagar con agua fría para obtener brillo, sedosidad y mucho más volumen en la cabellera. Además, al ser alcalino, se lo puede aplicar como tratamiento capilar, haciendo que disminuya la grasa capilar y brindando más movimiento.

Seis usos 'beauty' del huevo para todos los días