¿Cuál fue el mayor fracaso televisivo en 2016?

VOS ELEGIS

¿Cuál fue el mayor fracaso televisivo en 2016?

¿Cuál fue el mayor fracaso televisivo en 2016?

No todos pueden ser éxitos: este año hubo muchos programas que no cumplieron con las expectativas y tuvieron que ser sacados del aire: ¿cuál fue para vos al que peor le fue?

 
1-Silencios de Familia:
 
La novela de Suar tenía todo para triunfar. Estaba protagonizada por un elenco de estrellas, integrado por el mismo, Julieta Díaz y Florencia Bertotti, y salía en un muy bueno horario en la grilla de Canal 13: los miércoles a las 22.45, misma hora que Showmatch.
Sin embargo, el público no acompañó.  La novela nunca superó un promedio de 9.2 puntos y finalizó con tan solo 19 capítulos al aire. Una pena.
 

 
2-El argentino más inteligente
 
Fue el primer programa de Jorge Lanata después del final de Periodismo Para Todos. Sin embargo, su vuelta a la televisión fue corta y poco exitosa: tuvo solamente cuatro emisiones y su pico máximo de rating fue de 11,3 puntos, contra los 20 que hacía de promedio el programa de la competencia, Moises.
 
 

 
3-La mesa está lista
 
El programa conducido por Germán Paoloski comenzó a mediados de junio, pero se despidió de la pantalla a principios de febrero. Con tan solo ocho meses al aire, el magazine tuvo un promedio de 2.7 puntos de rating, bajísimo para Canal 13, y fue suplantado por El Zorro. Un bajón.
 
 

 
4-Mirada de Ángel
 
Después del éxito de Escalera al Cielo y Mi amor de las Estrellas, Telefé pensó que tenía otro triunfo en la mano con este drama coreano. Sin embargo, la novela duró solo dos semanas al aire y fue levantada por cuestiones de rating: nunca superó un promedio de 5.2 puntos.
 

 
5-Desgeneradas
 
El programa conducido por Georgina Barbarrosa, Lola Moran y Victoria Onetto estuvo al aire tan solo 20 días y fue levantado por pedido de los directivos de Canal 9. Al parecer, no llegó al rating esperado y no pudo superar los tres puntos. Al momento de despedirse, Barbarrosa acusó a las autoridades del canal de querer generar escándalos para tener más televidentes. "Yo no me iba a meter en el barro", declaró