NUEVAS INDICACIONES

Coronavirus: La OMS recomendó aplicar una tercera dosis en personas inmunodeprimidas

Los expertos del organismo internacional sugirieron que el componente debería ser aplicado en pacientes con sistemas de defensas débiles entre uno y tres meses luego de recibida la segunda vacuna. ¿Qué decisión tomará nuestro país al respecto?

Por
Escrito en ACTUALIDAD el

Días atrás un comité de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó que se administre una dosis adicional de cualquiera de las vacunas autorizadas contra el coronavirus a personas "moderada o gravemente inmunodeprimidas".

Sin embargo, los expertos internacionales aclararon que no se trata de una recomendación para la población general sino de una tercera dosis específicamente para personas cuyos sistemas de defensas están débiles.

La aclaración surge porque el organismo continúa pidiendo que se postergue, al menos hasta fin de año, la posibilidad de una tercera dosis generalizada para lograr que antes avance la vacunación en los países donde el nivel de inmunización aún es muy bajo.

Esta dosis adicional en personas inmunodeprimidas apunta a elevar la respuesta inmunitaria de su organismo a un nivel mayor de protección, impidiendo las formas graves de la enfermedad o el fallecimiento a causa del coronavirus.

Además, los expertos de la OMS precisaron que esta tercera dosis puede ser una vacuna de otro tipo (es decir, se puede combinar) y tendría que ser inyectada entre uno y tres meses después de haber recibido la segunda.

El mismo comité de expertos indicó que también habría que administrar una tercera dosis a personas mayores de 60 años vacunadas con los inmunizantes de las farmaceúticas chinas Sinovac y Sinopharm.

¿Y en Argentina?

En el día de ayer, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, anticipó que se está evaluando aplicar una tercera dosis de refuerzo para quienes ya cumplieron un año de completar el esquema de vacunación contra el COVID-19. De esta manera, los primeros en recibir un refuerzo serían los trabajadores de la salud y los grupos de riesgo.

Al respecto, la titular de la cartera sanitaria explicó que "los anticuerpos de las vacunas bajan tarde o temprano con el tiempo" aunque "se sabe que el organismo recuerda y cuando tiene contacto reacciona". Además, lo comparó con lo que sucede con la vacuna anti gripal: "sabemos que la inmunidad no es de por vida", advirtió la funcionaria.

Aunque la recomendación de la OMS aplica a todos los inoculantes, Vizzotti se refirió en particular a las fórmulas de origen chino Sinovac (que no se utiliza en Argentina) y Sinopharm, que se aplicó en su mayoría en menores de 50 años y especificó que "son vacunas con tecnología de virus inactivados" cuya inmunidad baja con el tiempo.