Tenía 86 años

Murió Carlos Timoteo Griguol, un maestro del fútbol y la vida

Ex futbolista, notable director técnico, hacedor del gran Ferro de la década del 80, es reconocido por todo el ambiente como un hombre que transmitía a sus dirigidos no solo enseñanzas para el deporte sino también para desenvolverse fuera del campo de juego.
jueves, 6 de mayo de 2021 · 08:10

Carlos Timoteo Griguol había sido vacunado contra el coronavirus el 23 de febrero, pero se terminó contagiando al igual que su esposa. Estaba internado desde el 12 de abril por un problema pulmonar que se le agravó justamente por el COVId-19. También padecía Alzheimer. Falleció este 6 de mayo. La semana pasada había circulado falsamente la noticia de su muerte. 

Víctor Hugo Marchesini, ex jugador de Ferro y muy vinculado a la familia, confirmó la noticia. 

Después la familia también emitió un comunicado. 

 

Griguol ha sido reconocido unánimente en el ambiente del fútbol como un sabio del juego y un maestro de la vida. Por ejemplo, les inculcaba a los jóvenes jugadores, muchos criados en ambientes de pobreza,  que primero se compraran un departamento o una casa, o ayudaran a sus padres, antes de tentarse con un 0 km. En Gimnasia y Esgrima La Plata, exigía que los chicos de inferiores, presentaran el boletín de la escuela con las materias aprobadas, para ser citados a los partidos.

El Cai Aimar, su ayudante de campo en Ferro y actual panelista en ESPN junto al Pollo Vignolo dijo de él en una entrevista en El Gráfico: "Fue un maestro en todos los aspectos. La prensa no ha sido justa con él. Estaba adelantado. En los entrenamientos, si te tirabas, te cobraba en contra; el arquero tenía tres segundos para sacar, su intención era mejorar el juego, incentivar el Fair Play. Y además te apretaba con la casa y el auto, porque lo primero que hace el jugador es comprarse el coche más largo, y eso ya lo predisponía de otra manera. El decía: primero, ayudar a los padres a comprar la casa, después comprar la casa propia y último el auto. Organizaba charlas e iba preguntando qué hacía cada uno con la plata. (...) El Viejo también se preocupaba porque los chicos fueran al colegio. En Ferro, yo fui tutor de 18 chicos: de Fantaguzzi, Oscarcito Acosta, de tantos... También les pedíamos ropa a los jugadores de Primera para darles a los más chicos. El Viejo se preocupaba de todo eso, iba mucho más allá y aparte era un adelantado tácticamente.",.

 

Griguol nació en Las Palmas, Córdoba, en 1934, y entre los años 1956 y 1969 jugó casi 400 partidos en Atlanta y también vistió la camiseta de Rosario Central, donde se retiró. En el club de Arroyito hizo su primera experiencia como director técnico en 1971 y fue campeón en 1973. Después conseguiría dos títulos en Ferro Carril Oeste, Nacional 1982 y Nacional 1984. En el club de Caballito hizo escuela y se convirtió en un símbolo de la institución. Una estatua inaugurada hace unos en la sede lo testimonia. También dirigió River donde obtuvo una Copa Interamericana en 1987, Tecos de Guadalajara (México), Kimberley, Gimnasia La Plata -donde estuvo a un partido de ser campeón-, Betis y Unión de Santa Fe.

Como técnico así lo definió Cai Aimar: "Un revolucionario. En organización, en la educación del jugador, en sus ideas tácticas... En Ferro no concentrábamos. Le dábamos total libertad al jugador, el mensaje era que si salía se estaba jodiendo solo. Los citábamos al mediodía, almorzábamos en el club y nos íbamos para la cancha caminando, de local. A nivel social, vivíamos al club como nadie: íbamos a la sede, charlábamos con los socios, hacíamos participar a los jugadores en olimpíadas del club. Se formaban equipos de 50 personas y se competía en paleta, ping pong, truco, basquet, voley, durante todo el año. Era una manera de integrar a toda la gente que le daba vida al club. Fue extraordinario. Además Ferro tenía 50 mil socios y unos dirigentes espectaculares, como Leyden, Echeverri y Kriskautzky."