RECUPERANDO ENERGÍAS

Lionel Messi, entre el descanso y el asedio de los fanáticos: cómo pasa sus vacaciones en Miami

Más allá de que se fue en busca de tranquilidad, su presencia no pasa desapercibida en tierras estadounidenses

Por
Escrito en ACTUALIDAD el

Lionel Messi vive un momento único. Ese gran anhelo de conseguir un título con la camiseta Argentina finalmente lo pudo cumplir. Con la Copa América ya en sus vitrinas, emprendió sus vacaciones. Con su pareja, Antonela Roccuzzo y sus tres hijos, eligieron Miami, Estados Unidos.

En dos aviones privados, la familia salió desde el aeropuerto de Rosario con la intención de descansar y recuperar energías para lo que resta del año. Fueron 45 días, lo que duró la competencia, en los que no vio a nadie de los suyos.

Antonela encontró a Lio tomando sol (Foto: Instagram)

Según trascendió, en uno de los aviones viajo Leo junto a Jorge, su padre, uno de sus hermanos y un grupo de amigos de la pareja. En la otra aeronave lo hizo Antonela, sus hijos Thiago, Mateo y Ciro y Celia, la mamá del 10 del Barcelona.

Ya instalados en Florida, fue Roccuzzo la que, a través de su cuenta de Instagram, compartió el relax de la familia. En una de las fotos se los puede ver en el agua, haciéndole frente al calor. En otra, a Lio en una reposera, tomando sol y contemplando el paisaje.

Sin embargo, y más allá de buscar tranquilidad, la euforia de los fanáticos lo sigue a todos lados. La familia fue a comer a Café Ragazzi, el restaurante de Ricardo Montaner, y la salida fue un caos. Las imágenes muestran al rosarino intentando salir del lugar, pero del otro lado se observa la puerta totalmente bloqueada por las personas que lo querían saludar.    

En medio de celulares en el aire, los flashes desde distintos puntos, entre el grito de “Dale, campeón”, finalmente se pudo ir. Claro, no lo hizo solo, sino que la seguridad del lugar lo tuvo que escoltar hasta la cochera para que se pueda subir al vehículo.