TECNOLOGÍA

El ocio se decanta hacia el celular

El contenido audiovisual y las nuevas formas de comunicarse hacen del dispositivo móvil la principal herramienta de ocio de esta era

Por
Escrito en ACTUALIDAD el

Ocio, tecnología y comodidad. Estas tres variables se conjugan muy bien para muchos usuarios, que han visto como un aparato que siempre está a mano, el dispositivo móvil, pone a su alcance de forma inmediata un importante catálogo de elementos de ocio. Los avances de la tecnología, como los procesadores más actuales o las redes de transferencia de datos más rápidas han generado un aumento en la oferta a la que el usuario puede acceder. Y dicha oferta sigue un curso ascendente, tanto en cantidad como en calidad.

Un buen ejemplo de ello pasa por las plataformas de streaming o contenido audiovisual. Nos referimos a Netflix, HBO Max, Prime Video, Disney+ y tantas otras. Su aparición cambió la forma en que las personas consumían películas, pero especialmente series. Un amplio catálogo a disposición del cliente con la posibilidad de ver cuantos capítulos deseara e interrumpir o retomar el visualizado según el gusto del espectador. Si bien el consumo de estas plataformas se realiza en el hogar en muchos casos, no son pocos aquellos que utilizan el celular para disfrutar de la película o el show que quieren ver. Noticias recientes hablan de una saturación en el mercado de estas plataformas, lo que se ha traducido en una caída del valor de Netflix, para muchos la pionera en este nicho de mercado; pero eso no significa que el modelo de consumo de productos audiovisuales no haya cambiado sensiblemente con la aparición de estas opciones.

No todo el material audiovisual se centra en estas plataformas. De hecho, si existe una aplicación que está consiguiendo desbancar a la televisión tradicional, esa es YouTube. Con contenido gratuito y casi infinito, los usuarios pueden pasar horas y horas viendo videos o escuchando música. Uno de los problemas de la televisión convencional es que su audiencia envejece y la tendencia de los más jóvenes es pasar al contenido digital, muchas veces mediante Youtube. A esta web hay que sumar otras opciones como, por ejemplo, el caso de Twitch para las retransmisiones o Spotify para música. Por otra parte, estamos viendo una tendencia a la democratización de la creación de contenidos gracias a la posibilidad que brindan estas herramientas: ahora existe un medio en el que todo el mundo puede publicar. El celular tiene un papel capital el en este aspecto, pues sirve tanto para generar como para seguir, de forma cómoda e inmediata.

En la era del ocio digital los videojuegos son un estandarte muy ilustrativo. Ayuda a entender este fenómeno el hecho de que el evento de eSports con mayor audiencia el año pasado fuese, precisamente, de un juego para dispositivo móvil; nos referimos a “Free Fire”, un Batle Royale de gran éxito que ha tenido un seguimiento masivo contrastable no sólo por el número de espectadores, sino también por el constante movimiento que ha provocado en casas de pronósticos que siguen estos eventos de Free Fire; eso sin contar la expectación en redes sociales y otros canales de comunicación. El juego de Garena ha roto moldes y ha marcado una importante tendencia al ejemplificar el entretenimiento accesible en cualquier lugar y momento.

Ahora bien, ¿qué es lo que más ha cambiado la aparición de los dispositivos móviles? La respuesta es clara: la forma de comunicarse. De la posibilidad de llamar y localizar al otro interlocutor de forma instantánea, que ya era algo revolucionario, se ha pasado a sistemas que han cuajado de manera importante en la sociedad. Nos referimos a las aplicaciones de mensajería instantánea como WhattApp o Telegram, que además permiten el intercambio de archivos u otra información, como la ubicación, por ejemplo. Pero también hay que tener en cuenta a las redes sociales, que se han convertido en una ventana de la persona al mundo, tanto para expresarse como acceder a información; Instagram, Twitter, Facebook y otras tantas representan, hoy, uno de los principales medios con los que personas o instituciones se relacionan entre ellos. El celular es la forma más inmediata de acceder a ellas y de compartir lo que se desee, hasta el punto de que existe una importante dependencia de este dispositivo para no sentirse “desconectado” de lo que nos rodea. Para hacernos una idea, la media mundial de tiempo dedicado a las redes sociales es 2 horas con 27 minutos por persona y día; y va en aumento.