Bailando 2018

Mora Godoy y Rodrigo Noya, eliminados del Bailando

Mora Godoy y Rodrigo Noya, eliminados del Bailando
Charlotte Caniggia fue salvada por el público en el voto telefónico. Marcelo abrió una nueva semana del Súper Bailando junto a las tres parejas que el viernes quedaron sentenciadas en el cha cha pop, Charlotte Caniggia–Agustín Reyero, Mora Godoy–Hernán Giménez y Ailén Bechara–Jitsu Díaz, y las ocho parejas que no llegaron a conocer el voto secreto de Ángel De Brito. Sin embargo, de entrada, el conductor debió sufrir las burlas de Larry de Clay por la derrota de San Lorenzo frente a Boca. Luego, a medida que fueron completándose los puntajes, aseguraron su continuidad en el certamen: Mariela Anchipi y Jorge Moliniers (20 + 8 = 28), Flor de la V y Gago Usandivaras (18 + 7 = 25), Luciana Salazar –quien dijo sentirse “hostigada por los trolls” y reveló que “hay un nombre muy fuerte, con iniciales GB y que fue ministro de Justicia en 2003, que está sonando para ocupar un cargo si el próximo presidente es Alberto Fernández”– y Gonzalo Gerber (15 + 7 = 22), Lola Latorre y Facundo Insúa (13 + 8 = 21), y El Polaco y Noelia Marzol (17 + 4 = 21).

En cambio, no alcanzaron el puntaje mínimo (21 puntos) y tuvieron que sumarse al duelo: Rodrigo Noya –enojado con Marcelo Polino porque sintió que le faltó el respeto al reírse en su último baile– y Bianca Iovenitti –preocupada porque la saquen del certamen ahora que está separada de Fede Bal– (9 + 3 = 12), Lourdes Sánchez y Fede Bal –muy emocionado al hablar del delicado estado de salud de su papá, Santiago– (10 + 5 = 15), y Cinthia Fernández y Martín Baclini –quien contó entre risas que Cinthia comenzó a ser terapia en “celosos anónimos”– (11 + 4 = 15).

La primera pareja salvada, por decisión unánime del BAR, fue Lourdes Sánchez–Fede Bal. La segunda, por decisión unánime del jurado, fue Cinthia Fernández–Martín Baclini. Y la tercera, por decisión dividida del jurado, fue Ailén Bechara–Jitsu Díaz.


Finalmente, Charlotte Caniggia–Agustín Reyero, Mora Godoy–Hernán Giménez y Rodrigo Noya–Bianca Iovenitti quedaron enfrentados en el voto telefónico, donde el público decidió por el 47.21% que Charlotte y Agustín continúen en el certamen. De este modo, Rodrigo y Bianca (con el 29.01%) y Mora y Hernán (con el 23.78%) quedaron eliminados del Súper Bailando.