Karina Rabolini:

A SOLAS CON KARINA RABOLINI A POCOS DÍAS DEL BALLOTAGE

Karina Rabolini: "Daniel explicó que una gran devaluación nos perjudicará la vida a todos"

Karina Rabolini: "Daniel explicó que una gran devaluación nos perjudicará la vida a todos"

Pocas horas después del debate de su marido con Mauricio Macri, la ex modelo dijo que Daniel "fue muy firme a la hora de explicar los riesgos que corre el trabajo y el sueldo de los argentinos con aquellos que piensan que las reglas de juego deben dejarse en manos del mercado".

Estos últimos días antes del balotaje, la vida de Karina Rabolini es una vorágine. A su trabajo como Presidenta de la Fundación Banco Provincia, sumó viajes por todo el país para apoyar la candidatura de su marido Daniel Scioli como Presidente de la Nación. “Trato de hacer todos los esfuerzos posibles para poder explicar la decisión que la gente tiene frente a sí el próximo domingo 22, ya que de eso va a depender su vida cotidiana”, asegura. Karina habla con claridad y convicción en su casa de Villa La Ñata, donde juguetea con sus perros: una Golden llamada Mare, un border collie que se llama Nonito y Piedrita, una perra de la calle. En unos minutos inicia su gira por el interior, antes del cierre de campaña. 

-¿Cómo viviste el debate del domingo pasado?
-Por un lado estaba muy confiada porque veo a Daniel trabajar desde hace muchos años y sé que es una persona muy preparada, muy sólida y firme. Y además viene trabajando con su equipo en salud, educación, economía, desarrollo, seguridad y en todos los temas. Sabía que estaba preparado y conoce. Lo que no sabía es si podría contar todo lo que iba a hacer, porque los candidatos no tuvieron tiempo para desarrollar los temas. 

-¿Creíste que en algún momento tu marido iba a estallar? Porque se chicanearon mucho los dos.
-No, porque lo conozco y es una persona que está preparada para situaciones de tensión. No se olviden que antes corría en lancha y se jugaba la vida en cada carrera. Está entrenado para eso y, además, la vida le ha puesto desafios muy fuertes por lo que es una persona muy sólida. En el debate jamás se refirió a la otra persona sino que discutió con mucha firmeza sus ideas y sus propuestas.

-Muchos hablan sobre quién ganó el debate. ¿Quién quedó mejor parado?
-En principio ganó la gente porque tuvo la oportunidad de escuchar a los dos candidatos. Y obviamente te voy a decir que ganó Daniel, pero soy su mujer y no sé cuán objetiva puedo ser. El contestó a todas las preguntas.

-Sin embargo, Macri le decía que no le contestaba.
-Contestó todas las preguntas que tenían que ver con él, no las chicanas. El que no contestó ni tampoco desmintió fue Macri respecto a la devaluación. Y no fue claro en su plan económico. Es un tema de los que más nos preocupan. Todavía no sabemos quién va a ser el ministro de Economía de Macri, porque mostró a muchos pero no confirmó a ninguno; y todos ellos plantean la devaluación como la solución mágica a todos los problemas. Con un dólar a 15 pesos el sueldo de la gente pasará a valer mucho menos y se fomentará la inflación que dicen combatir. Hablaron de la apertura de la importación y de temas que atacan al salario de la gente y a la industria argentina. Macri no fue claro y Daniel sí. Sí reconozco que los dos candidatos tuvieron muy poco tiempo para desarrollar sus temas. Eso es cierto. 

-¿Qué perdió y qué ganó Daniel?
-Lo vi firme en todos los temas. Pero el resultado del debate lo sabremos el día de las elecciones.

-Daniel Scioli ganó las elecciones pero no por la diferencia que decían las encuestas. Y ahora los sondeos lo muestran arriba a Macri...
-Yo no les presto mucha atención porque los resultados de las encuestas han tenido muchas diferencias con la realidad en este último año. Quizá la gente decide su voto a último momento o en el cuarto oscuro. Yo creo más en la sensación que tengo cuando recorro el país.

-¿Y cuál es esa sensación?
-Siento mucho acompañamiento. Es verdad que hay cosas que cambiar porque las demandas van cambiando. Pero la gente también quiere que se le cuide lo que se ha logrado en estos años. Si cambiar significa sacar los subsidios, como plantea Macri, cerrar las universidades públicas, entregar el patrimonio argentino a manos extranjeras y que las decisiones queden en manos del mercado, la Argentina no quiere ese cambio. Sí queremos seguir avanzando. Hay muchas cosas pendientes y otras que no se hicieron bien. ¡Cómo no vamos a querer cambiar las cosas que no se hicieron bien y avanzar en las que faltan! Cuando Daniel habla de una Argentina del desarrollo, está hablando sobre educación: que haya doble escolaridad en la primaria y que de la secundaria, además, se salga con un título en otra lengua y que sea válido a nivel internacional.
En el tema seguridad, que la lucha contra el narcotráfico sea más fuerte y que estén involucradas todas las fuerzas del país; de la creación de una agencia anti narcotráfico, con políticas de integración. La Argentina que plantea Daniel es seguir creciendo y avanzando, y no con medidas que desprotejan a los argentinos más débiles. Daniel quiere ayudar a las Pymes, potenciar la industria nacional, que se pueda importar lo que no se produce en nuestro pais, pero que lo que se produce acá reciba todo el apoyo del gobierno para ganar cada vez más plata y que se generen más puestos de trabajo. 

-Pero Macri podría decirte que quiere hacer lo mismo...
-¡Pero no podés hacer lo mismo si querés que sea el mercado el que regule el precio del dólar y resto de las variables! Son diferencias muy claras. Cuando Macri habla de cerrar las universidades públicas y que quiere que sean privadas, pienso automáticamente en la gente de mi pueblo, Elortondo, en el sur de Santa Fe, donde la mayoría no hubiese tenido la oportunidad de estudiar y ser profesionales sin educación pública. Si planteas levantar los subsidios, muchas economías regionales y comercios no van a tener la posibilidad de poder cubrir las mínimas necesidades. Ahí están las diferencias de propuestas. La Argentina no es solamente Buenos Aires, sino estaríamos faltándole el respeto a San Martín, Güemes, Sarmiento. La Argentina es toda. Scioli habló de rever la coparticipación. Otra diferencia es que Daniel planteó la policías locales con capacitación en todas las universidades de la provincia. Y Macri, con la Metropolitana, no cubre toda la Capital sino sólo una parte, el resto no es importante para él. Ojalá los argentinos entiendan cuál de las dos propuestas los va a defender.

-¿Tienen un método para bajar el estrés?
-Aprendés a manejar y economizar el tiempo. El resto, confi ás en el trabajo y en el esfuerzo que hacés. Daniel juega al ajedrez o al truco, yo miro películas y tengo como 70 capítulos de Esperanza mía para ver: me encanta esa novela. Para Daniel no existen sábados, domingos ni feriados, es hiper activo y disfruta de hacer cosas. Si no trabaja, su forma de distenderse es jugar al fútbol o ver cómo va en el campeonato el equipo de La Ñata o qué está pasando con el boxeador Víctor Ramírez.

-¿Qué comparten? ¿Cuándo se encuentran?
-Hace 30 años que estamos juntos y nuestra pareja pasa por acompañarse y que el otro tome las decisiones que quiera y apoyar y confiar en eso. Salimos poco, cenamos todas las noches en casa y desayunamos juntos todas las mañanas. Ese es nuestro punto de encuentro: acompañarnos en la vida y apuntalar al otro. Somos muy buenos compañeros de vida. Tenemos toda la tranquilidad del mundo porque Argentina es un país con unas posibilidades maravillosas y se ha hecho mucho para llegar donde estamos y por eso podemos seguir soñando lo que falta. Sintámonos orgullosos del país que tenemos. 

Karina Rabolini: "Daniel explicó que una gran devaluación nos perjudicará la vida a todos"