Sergio Abrevaya (49):

SERGIO ABREVAYA (49)

Sergio Abrevaya (49): "La gente debe tener cuotas para comprar su casa, no televisores"

Sergio Abrevaya (49): "La gente debe tener cuotas para comprar su casa, no televisores"

Surgido del radicalismo y fundador del partido Podés, este abogado de 49 años preside el Consejo Económico y Social de la Ciudad, es pre candidato de UNEN a jefe de gobierno. Para él "Scioli", Macri, Massa son los tres de derecha".

Sergio Abrevaya (49) piensa un momento antes de responder. “Sí, es una obsesión: yo quiero que la gente de Buenos Aires viva mejor. Es pura obstinación pero muy positiva”, dice y suelta una carcajada. 

Abogado, mediador, ex legislador y ahora presidente del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires, no concibe la vida sin humor. “Está en mi ADN”, explica y cuenta que Carlos Abrevaya, el genial humorista socio de Jorge Guinzburg era  su primo tercero. “Viene de familia, todos  portábamos esa capacidad de reírnos de nosotros mismos y un humor muy refl exivo”. 

Casado con una economista (Simona) y padre de dos chicas (Sofía y Luna), Abrevaya se pone serio a la hora de hablar de la ciudad. Es uno de los pre candidatos de UNEN a jefe de Gobierno, el distrito que lo desvela desde hace años: “Fui director del primer CGP de Barrio Norte, donde aprendí a mirar la Ciudad con ojos vecinales, a enfrentar los problemas, a escuchar a quien venía con una queja y encontrarle una solución”.

-A nivel nacional UNEN parece que va dividido. ¿En la ciudad qué va a pasar? 

-En la ciudad seguimos juntos, el problema es a nivel nacional. Hay dos sectores, el de Carrió y una parte del radicalismo, que cree que habría que hacer una interna grande, algunos con Macri y otros Macri más Massa. Y otros que creemos que tenemos que ir solos, como Margarita Stolbizer, (Hermes) Binner y Libres del Sur. Lilita se fue a nivel nacional pero distritalmente no. Igual este ida y vuelta a nivel nos afecta.

-El socialismo se hizo fuerte en Santa Fe pero pareciera que tiene problemas para posicionarse en el resto del país.

-En Santa Fe tienen un buen gobierno, más allá de que se haya querido centrar toda la atención en problema del narcotráfi co y la droga, un delito que es federal.

-Pero es grave lo que pasa.

-No lo discuto pero en la ciudad de Buenos Aires pasa lo mismo. En la Villa 1-11-14 se cocina droga. Te digo más, la ciudad es de las peores cocinas de droga del país y no se habla de eso. Pero aunque yo sea opositor de Macri, no considero que sea su responsabilidad. 

-Es verdad que la droga es un delito federal pero es difícil que se instale sin complicidad de la policía local. Rosario hoy es el distrito con más alta tasa de homicidios 

-En el conurbano hay una cantidad de muertes por día impresionante. El que se hace el burro con eso es porque quiere. Pero parece que Scioli no tiene ninguna responsabilidad sobre el tema, el gobierno nacional tampoco, es como si ocurriera solo. La frontera sobre el tema, el gobierno nacional tampoco, es como si ocurriera solo. La frontera es un colador y la Argentina pasó de ser un país de tránsito a uno de elaboración, con cocinas de drogas. Puede ser que en Santa Fe se agregue un tema de corrupción en la policía pero el problema es bastante más grande que eso. Si la provincia pone en caja a su policía, igual no se soluciona lo que pasa en Rosario.

-¿Es muy crítico de la gestión de Mauricio Macri o le reconoce logros?

-Hay un tema de fondo con su gestión. No es que esté mal que haya hecho el Metrobus, ley que voté, pero su gestión es de corto plazo y vamos a tener serios problemas.

-¿Por ejemplo?

-No hay política de vivienda y la ciudad se favelizó. Es increíble pero en los últimos diez años mucha gente pasó a vivir en las villas pagando alquiler por una pieza muchas veces sin baño ni cocina, ubicada en un laberinto. Ahí viven familias enteras porque no tienen donde ir. La ciudad tiene un treinta por ciento de sus habitantes, gente joven, familias, que no les queda más opción que alquilar. No se trata solo de un tema humano, también es económico. Si la ciudad colapsa las empresas se van, el trabajo merma. Ya está sucediendo, Siemens es un ejemplo de compañía que decidió irse. La vivienda es parte de la cadena de producción y la gente tiene que tener su casa cerca de donde trabaja.

-¿No es un problema de todas las grandes ciudades?

-Sí, pasa en Madrid y en Roma, por ejemplo, pero ahí trabajan para resolverlo. Este es un problema nacional, no solo de Buenos Aires, pero aquí tenemos el banco Ciudad, una herramienta fantástica que la ciudad puede fondear porque tiene dinero y no lo hace. Te pongo otro tema, Macri desarrolló el Metrobus que resolvió en parte el caos en superficie. Pero el problema de fondo es que de 11 millones de viajes que se hacen por día, 10 no son por subte sino por superficie.

-¿La ciudad puede hacer sola ese tipo de obras?

-Totalmente, podría haber pedido mucho más crédito para obras de este tipo que lo pagan, y usan, las distintas generaciones. El crecimiento del subte es lentísimo, tenemos 50 kilómetros cuando debería haber por lo menos 100. Es verdad que tuvieron trabas del gobierno nacional para pedir préstamos pero cuando lograron colocar 400 millones de dólares no los usaron todos para acelerar las obras. Ya se podría haber terminado la línea H y arrancado con la G, que va por avenida Córdoba. 

-¿En educación y salud cómo lo juzgás?

-Salud, sigue con el mismo problema que cuando asumió: el de los turnos. Dijo que iba a resolverlo y no pudo nunca. En Educación encaró algunos temas, de la mano del gobierno nacional, la reforma de las orientaciones vocacionales y la evaluación docente. Pero es poco, la educación está atrasada cien años. Es un modelo de fin del siglo XIX, donde el maestro estaba al frente, explicaba, y los alumnos tomaban nota. Hoy el conocimiento se construye en grupo, No hay inclusión sin calidad y ese es un problema de todo el país. Hay una reforma profunda pendiente en educación pero Macri no se animó a hacerla.

-Las encuestas muestran a Macri como un presidenciable con serias chances.

-Creo que hay un gobierno nacional muy malo. Lo que critico en la ciudad lo veo en todo el país. Siguen faltando 300 mil viviendas como hace veinte años. Hay un problema general con las políticas de largo plazo. La energía, por ejemplo, es un desastre y nos afecta mucho más que el problema del subte. La falta de luz es una constante. Lo mismo con los trenes, hasta que no explotaron no compraron coches nuevos. En ese sentido ha sido una década perdida y puedo entender que la gente hoy busque otros referentes.

-¿Destaca algo del gobierno nacional?

(Piensa) -Las cosas más primarias que todos dirían, un primer momento bueno, la Corte Suprema, la Asignación Universal por Hijo, que no era un proyecto de ellos y lo pararon durante muchos tiempo, pero finalmente lo sacaron. En lo demás, es una década perdida.

-¿Está en que lo que va a venir será mejor?

-Ojalá. Si no es mejor me parece que los argentinos tenemos que aprender a reclamar. En estos diez años sufrimos, y lo digo así porque ahora se están viendo los resultados, un país donde podías comprar un LCD en 50 cuotas pero no llegabas nunca a la casa propia. Se fue a hacia un capitalismo de consumo de cosas que no produce la Argentina y se perdió de vivir mejor con la plata que producía.

-Para muchos consumir es vivir mejor.

-Sí, pero el modelo de consumo es fantástico en la medida que seas productor y si eso es compartido por toda la sociedad como algo bueno. Que encuentres en una casilla precaria un LCD pero no las condiciones básicas para vivir está mal.

-Scioli, Macri y Massa aparecen como los tres candidatos presidenciables con más chances de ganar.

-Sí, los tres de derecha. Argentina todavía no terminó de entender dónde están sus males. Es increíble que no haya movilizaciones gigantes de gente enojada reclamando por la vivienda o la educación. Cuando entendamos eso se acabaran las opciones de derecha. Hoy nuestro desafío es justamente ese: establecer claramente que vamos a hacer con la energía, los trenes, la vivienda, la pobreza y la lucha contra el narcotráfico. Cuando UNEN lo haga va a ser la opción más votada, porque va a estar claro que viene a resolver los problemas de la gente.

Sergio Abrevaya (49): "La gente debe tener cuotas para comprar su casa, no televisores"