La gran noche de Daniel Scioli

EL GOBERNADOR LANZÓ SU CANDIDATURA A PRESIDENTE

La gran noche de Daniel Scioli

La gran noche de Daniel Scioli

Bajo la consigna “Victoria es que el círculo sea el celeste y blanco. Los colores de un gobierno de todos los argentinos para todos los argentinos”, se dio inicio formal a la campaña presidencial de la fórmula del FpV, Daniel Scioli-Carlos Zannini. La cena para más de 4.000 personas en Costa Salguero -con un costo de 10 mil pesos el cubierto- contó con la presencia de empresarios, artistas, deportistas, legisladores y dirigentes gremiales y políticos.

“Ouiero ser el presidente del trabajo argentino y la industria nacional, del desarrollo argentino, de un proyecto productivo e inclusivo en lo social”, fueron las primeras palabras con las que Daniel Scioli comenzó su discurso en la cena que marcó la presentación de la fórmula presidencial del Frente para la Victoria, que comparte junto a Carlos Zannini. El encuentro, en tono celeste y blanco, denominado Scioli Zannini para la Victoria, se realizó en dos de los salones de Costa Salguero y contó con la presencia de 3500 personas, que salvo excepciones, pagaron 10 mil pesos el cubierto que servirán para cubrir los fondos de la campaña. El acto contó con la presencia de figuras destacadas de la cultura, la política, la educación, el espectáculo y el deporte. Los primeros en llegar fueron el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el secretario General de la presidencia y primer candidato a diputado nacional bonaerense, Eduardo “Wado” de Pedro; el diputado nacional Andrés Larroque; el senador Juan Manuel Abal Medina y el ministro de Defensa, Agustín Rossi. También estuvieron presentes los empresarios Matías Garfunkel, Raúl LamacchiaOsvaldo Rial, Jorge SorabillaVíctor Bronstein, Alberto Sellaro, Juan Carlos Lascurain y Rubén Cherñajovsky, también los sindicalistas Omar Plaini y Antonio Caló. El encargado de conducir el evento fue Oscar González Oro y los shows de la velada estuvieron a cargo de Los Pimpinela, que junto al Coro Kennedy interpretaron Tú puedes y de Nacha Guevara que cantó No llores por mí Argentina. Después de un video que resumió la historia deportiva y política del actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, llegó el tan esperado discurso. “Me preparé durante años para esto y pondré todo mi esfuerzo para honrar esta misión. “Nosotros buscamos el desarrollo nacional y un empresariado nacional. Y soy un convencido de que no hay empresas sin Estado y no hay desarrollo posible sin empresas. Sé que buscan previsibilidad. Voy a ofrecerles confianza y certidumbre”, les dijo a los empresarios. Y completó: “Mi objetivo es ser el presidente del gran desarrollo argentino. Están dadas las condiciones para que eso suceda porque hoy Argentina crece en forma sostenida. Somos el país de Latinoamericana que más creció e incorporó a ciudadanos a la clase media. Quiero hacer mías las palabras de Néstor, cuando expresó en 2003 que quería una Argentina unida y normal. Un país serio y un país más justo”. Pero también dejó en claro cuales serán los objetivos cuando sea presidente: “Vamos a construir más de 120 mil viviendas por año. Porque hay que resaltar lo que dijo el Papa Francisco y hay que concretar lo que llamó las tres T: Tierra, techo y trabajo. Y a eso agregarle las tres I del desarrollo: Inversión, investigación e innovación”. Acompañado por su esposa Karina Rabolini, el candidato a presidente por el Frente para la Victoria profundizó sus palabras en referencia a su compañero de fórmula: “Tengo el privilegio de integrar junto a Carlos, un hombre inteligente y un gran luchador, una fórmula federal que va a defender las banderas de la independencia económica, la soberanía política y la justicia social. Con él vamos a encargarnos de completar la etapa del desarrollo nacional. Es lo que necesitamos después de una etapa en la que gracias a Néstor y Cristina logramos el desendeudamiento y la inclusión”. Y aseguró: “Los convoco a emprender el camino de la producción, el trabajo y la industrialización. En el marco de un país que se integra con Latinoamérica y el mundo”. Por supuesto, el candidato a vicepresidente también tuvo tiempo para su discurso, en el que dijo: “Daniel y yo no somos iguales. Somos parte de un proyecto que sabe sacar lo mejor de cada uno. Vienen muy buenas horas para los argentinos. Quien llegue a la presidencia encontrará más poder de decisión que el que tuvo este gobierno cuando llegó. Ahora la militancia del Frente para la Victoria es evitar que el camino que abrieron Néstor Kirchner y la presidenta Cristina Fernández no quede trunco”. Y completó, en concordancia con Scioli: “Tenemos que integrar las cadenas de valor, integrar a todos los sectores de producción; alcanzar la soberanía energética con la recuperación de YPF; mejorar el financiamiento; lograr inversiones en infraestructura social, obras de saneamiento, escuelas y un mayor tendido de fibra óptica y transporte de energía eléctrica”. Finalmente, Zannini destacó que, por primera vez desde el regreso de la democracia, recibirán un país que no está quebrado y que ha aumentado el bienestar de la población. A esa altura, los aplausos y la ovación ocupaban la inmensidad del salón. A partir de ahí, los presentes se dedicaron a degustar los platos que incluyeron empanaditas de varios gustos, minichoripanes con brusquetas, pollo en brusquetas, queso burrata y jamón crudo, de entrada y como plato principal bondiola glaseada con papas y zanahorias. Mientras tanto, las pantallas repetían en loop la imagen de los dedos en V y una leyenda que parece volverse una realidad: “Scioli-Zannini para la Victoria”. 

La gran noche de Daniel Scioli