Afirman que una adolescente neozelandesa podría ser la causa de un brote de sarampión en Disneyland, que dejó cientos de infectados

ALERTA EN ESTADOS UNIDOS

Afirman que una adolescente neozelandesa podría ser la causa de un brote de sarampión en Disneyland, que dejó cientos de infectados

Afirman que una adolescente neozelandesa podría ser la causa de un brote de sarampión en Disneyland, que dejó cientos de infectados
Los expertos alertaron a los visitantes del parque en California. En los últimos años, la cantidad de contagiados aumentó considerablemente.

El sarampión es una enfermedad que se contagia muy rápidamente, pero que también puede evitarse de forma fácil y práctica: a través de una vacuna. Pero, en los últimos años, comenzó a circular una peligrosa tendencia en contra de la vacunación, que pone en peligro a millones de personas alrededor del mundo, incluyendo a adultos mayores y bebés, que no pueden vacunarse

En Estados Unidos se está viviendo uno de los peores brotes de sarampión. Desde finales del año pasado, ya encontraron más de 1200 casos reportados. 

Según alertó el Departamento de Salud Pública de Los Ángeles, uno de los últimos focos de infección fue el parque Disneyland, donde se contagiaron cientos de personas. Al parecer, todo habría comenzado cuando una adolescente de Nueva Zelanda visitó el parque de diversiones ya enferma de sarampión.

El sarampión es una enfermedad infecciosa caracterizada por manchas de color rojo en la piel, fiebre alta y un estado general debilitado. Si se complica, puede inflamar los pulmones y el cerebro, poniendo en riesgo la vida del paciente. En general, el contagio se da por contacto directo o a través de secreciones respiratorias.

Las complicaciones son muy comunes y pueden ir desde diarrea hasta neumonía y hasta la muerte. La única forma de prevenir el sarampión es vacunarse contra la enfermedad, algo que es obligatorio en Argentina para todos los niños y niñas.

La vacunación no solo protege al paciente, sino que también a quienes no pueden hacerlo por problemas en el sistema inmunológico, o por tratarse de adultos mayores o bebés.

Afirman que una adolescente neozelandesa podría ser la causa de un brote de sarampión en Disneyland, que dejó cientos de infectados