Lourdes Sánchez: “La cuarentena me pegó por el lado de la cocina y estoy fascinada con esta nueva faceta”

¿LA NUEVA MARU BOTANA?

Lourdes Sánchez: “La cuarentena me pegó por el lado de la cocina y estoy fascinada con esta nueva faceta”

Lourdes Sánchez: “La cuarentena me pegó por el lado de la cocina y estoy fascinada con esta nueva faceta”

La bailarina y panelista de LAM prepara platos deliciosos –sobre todo dulces- y comparte el proceso con sus seguidores vía redes sociales. Confiesa que quiere estudiar repostería.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio que decretó el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, despertó en muchos famosos nuevas aptitudes y diferentes maneras de pasar el tiempo encerrados en casa de la mejor forma posible. En el caso de Lourdes Sánchez (34), por ejemplo, la cuarentena la encontró muy cerca de las hornallas y los utensilios de cocina. ¿Qué hace la bailarina y actual panelista de Los ángeles de la mañana? ¡Cocina, cocina y cocina! No solo eso: hace platos que se ven deliciosos, comparte el proceso de creación en sus historias de Instagram y luego postea el producto ya terminado en su cuenta personal, donde la siguen dos millones y medio de personas. “Nunca imaginé que me iba a pegar por este lado y estoy fascinada con esta nueva faceta que descubrí”, le cuenta Lourdes a Pronto.

-¿Cómo nació esta pasión por la cocina?

-Todo arrancó de casualidad, un día que me puse a hacer una pastafrola. Porque, te cuento, antes de empezar a investigar más sobre cocina, lo único que sabía hacer era pastafrola y chocotorta. ¡Y nada más que eso! Un día me grabé haciendo una pastafrola, lo compartí en Instagram y me asombró la cantidad mensajes que me llegaron de personas que habían hecho la pastafrola con la receta que yo había mostrado.

-¿Ese fue el disparador?

-Tal cual. Ahí empecé, a la pastafrola le siguió un turrón con avena, chocolate y dulce de leche y me explotaba el Instagram con mensajes de personas que me decían que habían hecho mi receta. Y hasta me mandaban fotos con los resultados. Entonces me fui copando cada vez más y me metí a hacer platos más complicados y con mayor producción: budines, tortas, desmoldes. No puedo creer la repercusión: me mandan entre 200 y 300 mensajes por día contándome que cocinan mis recetas.

-¿Son recetas propias o las vas copiando?

-No, no son propias. Tengo muchas amigas nutricionistas, incluso mi cuñada también lo es, y las copio tal cual me las pasan ellas. Me pasan recetas, las hago y el otro día me hablaron de la Expo de Palermo, que hace exposiciones de cocineros de repostería, para invitarme a exponer. Hasta me llamaron del Gato Dumas para darme una clase de cocina. Todo el mundo me empezó a hablar por esta nueva faceta y estoy chocha. Ojo: no lo hago solo para tener material en mis redes; realmente me enganché y estoy fascinada cocinando.

-¿Vas más por lo dulce, no?

-Si bien hago un poco de todo, a mí me puede más lo dulce y las cosas para la hora del té. He subido algunas recetas saladas pero yo por lo dulce mato. Amo comer y hacer cosas dulces. Es más, cuando termine la cuarentena me encantaría hacer un curso de repostería. Ya me hablaron de un lugar donde se especializan en hacer cookies decoradas así que me voy a poner en campaña. Quiero perfeccionarme y hacer platos cada vez más sofisticados.

-¿Se te quemó algún plato?

-¿Sabés que no? ¡Ni yo lo puedo creer! Lo bueno de todo esto es que lo muestro real, tal cual va sucediendo. No es que pruebo una receta y después la hago: lo que grabo y comparto en mis redes lo estoy haciendo siempre por primera vez. Jamás pruebo antes y todo me sale bien de entrada. Desde ese lugar, siento que le doy ánimo a la mujer que está en su casa y nunca cocinó. Si hacés todo tal cual te indica la receta, es muy raro que falles.

-En tu casa son solo tres: el Chato Prada, tu hijo Valentín y vos. ¿Quién come todo lo que hacés?

-Muchas cosas las freezo y después, cuando me toca ir a Los ángeles de la mañana, aprovecho y llevo para todos. Mis compañeros de trabajo han probado todo lo que cociné y quedaron encantadísimos.

-¿Qué plato disfrutaste más hacer?

-Hasta ahora, el que más me gustó hacer fue pan de queso. Me salieron unos bizcochitos de queso riquísimo, cociné también chipá y hasta hice una torta de queso. Todo lo que tenga queso me encanta cocinar. ¡Encima las tres cosas me salieron riquísimas! Y de lo dulce me gustó mucho el budín de miel y naranja que hice. Al Chato ese budín le encantó y lo que más me elogió fue la sopa paraguaya.

-¿Cómo es la sopa paraguaya?

-Tiene harina de maíz, mucha cebolla y bastante queso. El secreto en esta receta es la harina de maíz; te queda como una tortita increíble y la receta la dejé posteada en mi Instagram. Valentín come todo lo que preparo y él es fanático de mis cookies. También le hice unas galletitas de limón que le encantaron. Una vez intenté incorporarlo y que me ayude pero fue imposible: se puso a jugar con la harina, hizo un quilombo tremendo y por eso prefiero cocinar cuando él está durmiendo la siesta.

-¿Tenés referentes en la cocina?

-Me gustan muchos cocineros y aunque todavía no hice nada de ella, Jimena Monteverde me parece una copada total. También Tefi Russo, de Inutilísimas, que me pasó unas recetas buenísimas y hasta me dio tips para hacer mejor las tortas fritas. Me encanta Tefi, es súper humilde, me re ayudó y me indicó cómo tenía que hacerlo.

-¿Una receta que nos puedas compartir?

-¡El chipá correntino! Lo ideal es usar dos o tres quesos distintos y está bueno que aproveches los quesos que tengas en tu casa. Yo usé queso pategrás, criollo y reggianito. En un recipiente agregar la fécula de mandioca (1 kilo), hacer una corona en el centro, donde incorporamos los productos secos (1 cucharada sopera colmada de sal y 2 gramos de pimienta negra) junto con la manteca previamente derretida (200 gramos), los 3 huevos enteros y el jugo de media naranja exprimida. Mezclamos. Incorporamos los quesos en cubitos (yo puse 250 gramos de queso pategras, 330 de reggianito y 259 gramos de queso criollo) y la leche (150 aproximadamente). Dejamos reposar 20 minutos la masa en la heladera. Hacemos bolitas y llevamos al horno a fuego medio unos 20 minutos ¡y listo! Salen riquísimos y son típicos de Corrientes, mi provincia.

-¿Cómo estás pasando la cuarentena?

-Estoy muy bien, tranquila en mi casa y haciendo de todo. Me mantengo súper entretenida: a la mañana estoy con Valentín haciendo las tareas de la casa y jugando con él, después aprovecho a cocinar por la tarde que es cuando él se duerme la siesta. A veces, me ayuda el Chato y es muy gracioso porque se mete en mis videos y es un show. Tengo una casita de muñecas que estoy pintando, estoy armando un rompecabezas, miro series y ya con un hijo tengo el día lleno y más que entretenido.

-¿Este año no vas al Bailando?

-No, este año no. Marcelo quiere que baile con el Chato pero no, está descartado. No se va a dar. Ni me gastaría en bailar con Pablo, no hay posibilidades. Sigo yendo a LAM el día que me toca porque el panel es rotativo por la cuarentena y estoy el resto del tiempo adentro de mi casa.

Por Nico Peralta

Lourdes Sánchez: “La cuarentena me pegó por el lado de la cocina y estoy fascinada con esta nueva faceta”