Se agujereó el cráneo por usar demasiado los hisopos

OCURRIÓ EN AUSTRALIA

Se agujereó el cráneo por usar demasiado los hisopos

Se agujereó el cráneo por usar demasiado los hisopos
Una mujer notó que le salía sangre del oído cuando se lo limpiaba y fue corriendo al médico. Lo que encontraron los profesionales fue increíble. 

Desde pequeños, los padres les enseñan a sus hijos cuestiones básicas de limpieza, como la importancia de limpiarse las orejas de vez en cuando. Sin embargo, no siempre se advierte de los peligros que conlleva excederse en el uso de los hisopos. Esta mujer australiana lo aprendió de la peor manera. 

Jasmine tiene 37 años y usaba hisopos todas las noches. Empezó a sentir dolor en el oído y sospechó que estaba perdiendo la audición, e incluso notaba un ruido del lado izquierdo. Fue al médico a hacer una revisión y le detectaron una terrible infección, que podría haberle costado la vida. 

Al introducir los cotonetes tan profundo en su oreja, algunas fibras del algodón quedaron adentro y empezaron a pudrirse. Así, el hueso del cráneo comenzó a deshacerse, quedando muy delgado. Por suerte, los médicos le detectaron la infección antes de que la bacteria llegase a su cerebro.

Sin embargo, Jasmine perdió una parte de la audición que nunca podrá recuperar y ahora deberá ser muy cuidadosa con la limpieza de sus oídos. 

Se agujereó el cráneo por usar demasiado los hisopos