Un argentino, head sommelier de uno de los hoteles más lujosos de Europa

NIVEL

Un argentino, head sommelier de uno de los hoteles más lujosos de Europa

Un argentino, head sommelier de uno de los hoteles más lujosos de Europa

El mundo del turismo de alta gama fue testigo por estos días de la reapertura del que supo ser el
primer hotel 7 estrellas de Europa: el The Town House Galleria, ahora reconvertido en Galleria Vik
Milano.

El argentino Max Ortiz, un reconocido sommelier, fue elegido para armar la carta de
vinos del bar y los restaurantes con que cuenta este imponente hotel, en plena galería Vittorio

Emanuele II de la glamorosa ciudad italiana.

En abril pasado Alexander Vik, el magnate sueco dueño de la cadena de hoteles de retiro y
descanso Vik Retreats, sumará una nueva apertura a su extensa lista de establecimientos de alta
gama. Y Max Ortiz, entonces, podrá sentirse orgulloso porque habrá sido una pieza fundamental
en la parte gastronómica y de bebidas de los restaurants y del bar Vikissimo como head
sommelier, asesorando y decidiendo principalmente sobre los vinos a incorporar en las selectas
cartas.
Desde Milán, Ortiz cuenta que “una apertura o reapertura es una labor muy dura y estresante,
tanto para quienes trabajan en el lugar desde hace tiempo como para quienes llegamos hace poco
tiempo”. Sobre la función que cumplió y cumple como head sommelier, explica que “intentamos
optimizar los recursos existentes para obtener los mejores resultados en el menor tiempo posible:
analizamos los espacios, la operatividad de los lugares, reubicamos cosas, digamos que hay que
estar muy alerta porque uno absorbe mucha información en poco tiempo y el tiempo corre desde
que te otorgan el trabajo, incluso antes de llegar al hotel”.
En Argentina Max Ortiz es parte del equipo de Vicentin Family Wines –con quienes, aclara, se
siente uno más de la familia- y tiene su propia empresa, el Black Palate Tour, un circuito de vinos
all inclusive por los mejores lugares de Buenos Aires. Pero además trabajó para hoteles
prestigiosos como el imponente Alvear Palace Hotel, el sofisticado Hotel Faena, y también
adquirió experiencia internacional en lugares como el Hotel The Waonui Forest Retreat (Nueva
Zelanda) y en la apertura del  Zubarah Boutique Hotel Doha (Qatar, Medio Oriente), entre otros.
Sin embargo, Europa es otra cosa, y Max lo sabe: “Italia es un país fascinante, con una cultura
vitivinícola y gastronómica de las más importantes del mundo, con lo cual que me hayan elegido
para desempeñarme acá es un orgullo y a la vez una enorme responsabilidad. Por eso tuve que
actualizar mis conocimientos y aprender mucho antes de mudarme a Milán”.
Su trabajo presencial, estima, le llevará algunos meses más –viajó en marzo de este año- hasta
dejar todo a punto, en este fastuoso hotel que está a pasos de la famosa ópera La Scala y de la
imponente Catedral de Milán.
Acerca del Galleria Vik Milano

Galleria Vik Milano está emplazado en el antiguo Town House Galleria Milano Hotel, ubicado en el
centro histórico de Milán, cerca del distrito de la moda y dentro de la famosa Galleria Vittorio
Emanuele II, uno de los centros comerciales más antiguos del mundo.
Situado en el corazón de Milán, es el lugar perfecto para experimentar las atracciones de la
ciudad. Los huéspedes estarán a pocos pasos de los preciados monumentos, boutiques y tiendas
de alta gama, negocios bulliciosos de Milán, así como muchos de los mejores restaurantes y
museos.
Al igual que con todos los retiros de Vik, el arte y el diseño juegan un papel central en Galleria Vik
Milano: todas las habitaciones poseen una decoración única creada por artistas de todo el mundo.
Las fuertes características arquitectónicas se refuerzan con murales y frescos pintados a mano que
recorren todos los pasillos del hotel, una colección de arte italiano e internacional y una mezcla de
muebles antiguos y contemporáneos curados. El hotel actualmente cuenta con 54 habitaciones, y
en los próximos meses duplicarán esa cantidad, llegando a las 90 suites.
Los huéspedes pueden disfrutar de comidas y bebidas frescas, saludables en Vikissimo, un bar
ubicado en el primer piso del hotel con vista al hermoso corazón de la galería y sus famosos 4
escudos debajo de la cúpula. Es un espacio para reunirse, trabajar, comer, relajarse y divertirse
con aperturas todos los días para el desayuno, el almuerzo, los aperitivos por la noche, la cena y la
música y las bebidas nocturnas, con planes para abrir las 24 horas en breve.
En la azotea de la Galería se encuentra una de las pizzerías favoritas de los milaneses: I Dodici
Gatti, que lleva el nombre de los 12 gatos salvajes legendarios de la Galería. El restaurante ofrece
una amplia selección de deliciosas pizzas, bebidas que incluyen todos los vinos VIK y la selección
perfecta de comida italiana preparada excepcionalmente bien preparada para todos.
Para completar la propuesta gastronómica el hotel contará a fines de 2019 con un animado
restaurant en uno de los patios internos: SPOtto, que conectará Galleria Vik Milano, Galleria
Vittorio Emanuele y Via Silvio Pellico.

Un argentino, head sommelier de uno de los hoteles más lujosos de Europa