Cambios en el festival de Cannes: adiós a las selfies y a Netflix

POLÉMICOS CAMBIOS

Cambios en el festival de Cannes: adiós a las selfies y a Netflix

Cambios en el festival de Cannes: adiós a las selfies y a Netflix

Entre el 8 y 19 de mayo se realizará este importante festival de cine y habrá nuevas iniciativas para mejorar la agilidad y el prestigio de la red carpet y los contenidos.

 

Se acabaron las selfies y los personajes de Netflix en la alfombra roja del festival de cine de Cannes. Así lo anunció Thierry Frémaux, su delegado general, quien también contó que habrá nuevas iniciativas que correspondan a los movimientos #MeToo y Time's Up.

Hace tres años, Frémaux había pedido públicamente a las estrellas e invitados que pasaran por la alfombra roja que no se unieran a esa costumbre "extremadamente ridícula y grotesca" de sacarse selfies, que además ralentizaba el estricto horario de la organización. Frémaux lamentó entonces que quienes pasaban por la alfombra se pararan cada dos metros "para hacerse una foto de sí mismos", pero dado que su recomendación no tuvo el efecto deseado, ahora decidió prohibir esta práctica, según señaló el responsable de Cannes en una entrevista publicada este viernes por la revista "Le Film Français".

Junto a Pierre Lescure (presidente del festival), el delegado general de Cannes decidió prohibir las selfies. "En la alfombra roja, la trivialidad y la ralentización provocada por el desorden que causa la práctica de los selfies perjudica la calidad de la subida de las escaleras y, por tanto, al festival en su globalidad", explicó el responsable de Cannes.

Pero en esta 71ª edición del certamen de cine más famoso del mundo, que se celebrará del 8 al 19 de mayo, las selfies no fueron las únicas vetadas. Además, eliminarán los pases para la prensa y el público antes del estreno de las películas por la noche para que la proyección de gala sea el estreno mundial del filme y tampoco permitirán que compitan en el festival las producciones de Netflix.

Tras la polémica del año pasado por la presencia en la competición por la Palma de Oro de dos filmes de Netflix, -"Okja" y "The Meyerowitz Stories"- estrenados directamente en televisión, el festival decidió incluir la obligación de pasar por salas francesas. "La gente de Netflix adoró la experiencia de la alfombra roja y les gustaría presentar otras películas. Pero entendieron que su intransigencia sobre su modelo se opone desgraciadamente al nuestro", resaltó Frémaux, que insistió en que existe la fórmula de "fuera de competición" para esos filmes.

Además, en este proceso de adaptación Cannes también prevé nuevas iniciativas en el marco del movimiento global de igualdad entre mujeres y hombres en el mundo del cine impulsado por "#MeToo" y "Time's Up". Los responsables del festival se reunirán con la secretaria de Estado de Igualdad de Francia, Marlène Schiappa. "Cannes está vigilante y activo" sobre esta cuestión, según resaltó Frémaux, que señaló que al foro de debate "Women in Motion" que comenzó hace cuatro años, el festival añadirá otras cosas porque "el mayor festival del mundo debe ser ejemplar". Sobre la selección de filmes realizados por mujeres, Frémaux resaltó que Cannes está por encima de la media, con un 23 por ciento de mujeres en la selección oficial de 2017, y recordó que este año la presidenta del jurado será la actriz australiana Cate Blanchett.

Cambios en el festival de Cannes: adiós a las selfies y a Netflix