Cerati 2
Cerati 2

EL LEGADO

El cine según Cerati

El cine según Cerati

El legado de Gustavo Cerati trasciendió discos y conciertos, de su exquisita inspiración también se nutrió el cine, aunque no al nivel que su calidad compositiva hubiera merecido.

El legado de Gustavo Cerati trasciendió discos y conciertos, de su exquisita inspiración también se nutrió el cine, aunque no al nivel que su calidad compositiva hubiera merecido.

El primer registro del músico como compositor de bandas sonoras se remite a 1995, cuando ambientó el policial de Ezio Massa, "Mas allá del límite". La historia, encuadrada en lo más puro del género negro, encontró con la música de Gustavo un nuevo lugar, donde contra todo pronóstico sonido e imagen se amalgamaron a la perfección.

Cinco años después llegó Solo por hoy (2000) de Ariel Rotter, película coral que sigue los avatares de cinco personajes y sus historias autónomas, confluyendo en un final inesperado. 

Nuevamente, la ambientación sonora a cargo de Gustavo completó el cuadro y lo embelleció.Un año después, con +Bien, el artista se animó a plantarse frente a la cámara. Sí, al mismo que no dudaba en pararse con su guitarra ante millones de personas, le preocupaba la sola idea de repetir el rito, pero en un set de filmación, de dejar de ser él para convertirse en una ficción. Pero el guión de Eduardo Capilla -también director- y la posiblidad de componer también la banda sonora fue un combo demasiado tentador, y así Gustavo Cerati acompañado por Ruth Infarinato encaró la que fuera su primera y última película.

Las críticas lo salvaron de un proyecto análogo a Titanic, pero el músico se dio el gusto. Y eso fue más que suficiente.

El cine según Cerati