CRÍTICA: Perfectos Desconocidos: tercera prueba superada

ÉXITO TEATRAL

CRÍTICA: Perfectos Desconocidos: tercera prueba superada

CRÍTICA: Perfectos Desconocidos: tercera prueba superada

La obra dirigida por Guillermo Francella es el nuevo éxito de calle Corrientes. Acá te contamos qué onda.

Siete amigos, siete celulares, una mesa, una cocina, un baño y un balcón. Con esos elementos de la puesta en escena se las arregla Perfectos desconocidos para sacarle unas cuantas carcajadas al público y, en ciertas ocasiones, hacerlo reflexionar. 

La ópera prima de Guillermo Francella en teatro -Metropolitan Sura- es la segunda adaptación de un guion que no se destaca por una trama original, pero que es eficaz y prolijo. La audiencia respondió tanto en la película original, dirigida por Paolo Genovese, como en la adaptación española de Álex de la Iglesia. En ambos países, las películas rondaron los veinte millones de dólares de recaudación y convirtieron al texto del italiano en un fenómeno. 

perfectos-desconocidos_gr1

La trama es sencilla: En una noche de eclipse, siete amigos se reúnen en una casa a cenar y deciden jugar a un juego que consta en dejar los celulares arriba de la mesa y leer todo lo que les llegue mientras dure la comilona. Dentro del grupete hay tres parejas, ya que la acompañante del personaje que sobra está enferma y no puede ser de la partida.

Las películas y la obra comparten algunos chistes y las características de los personajes son las mismas. El subtexto y las "moralejas" dan de lleno en la audiencia por la absoluta actualidad que maneja el guion. Genovese explora en su texto problemas conyugales, dilemas fraternales y el concepto de amistad con recursos que hoy en día continúan generando debates mundiales, como el uso del celular en la vida cotidiana. 

Francella hace lucir a Peto Menahem con latiguillos "a lo Pepe Argento" y Carlos Portaluppi sigue sorprendiendo con su versatilidad. Gonzalo Heredia, Mercedes Funes, Magela Zanotta, Agustina Cherri y Alejandro Awada también se mueven en patines con el eficaz texto del italiano, que es bien resuelto por el director, aún cuando algunas situaciones bien cinematográficas podrían haber planteado alguna que otra dificultad.

¿Qué habrá pensado Genovese al ver la versión criolla de su texto? Lo cierto es que PRONTO estuvo a metros del turista y presenció los aplausos que recibió. Perfectos desconocidos parece imbatible.

CRÍTICA: Perfectos Desconocidos: tercera prueba superada