¡QUÉ PRODUCCIÓN!

El desafío de un director argentino que filmó su nueva película en un gigantesco tanque de agua

El desafío de un director argentino que filmó su nueva película en un gigantesco tanque de agua
El director de Las Acacias rodó junto a Marcelo Subiotto en un enorme set acuático instalado en República Dominicana.

El director argentino Pablo Giorgelli lideró una aventura cinematográfica que en su estreno desafiará a varias de las propuestas que estamos acostumbrados a ver en el cine nacional. El realizador de Las Acacias -película por la cual triunfó en Cannes- dirigió un thriller marítimo sobre un naufragio titulado La Encomienda. Como necesitó de mucha agua, lo hizo en República Dominicana, país que contiene un gigantesco tanque perteneciente a un gran estudio hollywoodense.

En la película actúan un puñadito de actores, entre ellos el argentino Marcelo Subiotto, y gira en torno a una embarcación llamada La Encomienda. Giorgelli trabajó en el tanque de los Estudios Pinewood, que cuentan con sede en Dominicana, y como toda la peli ocurre en el mar aprovechó el set con sus chiches: dispuso de máquinas de olas y tormentas, distintos niveles de profundidad, la posibilidad de tener un horizonte real por estar construido junto al mar y un equipo de buzos.

"Es una película que, en un nivel, responde a elementos propios de una película de género, y en otro hace foco en el drama íntimo de sus protagonistas", le comentó Giorgelli a Clarín.

Un productor y actor italiano que vive en Dominicana lo contactó vía un amigo suyo porque vio Invisible (película que Giorgelli rodó después de Las Acacias) y le pidió que encarara un proyecto en ese país.

Un detrás de cámara que publicó Giorgelli:

"Está siendo un desafío en todo momento, tanto por las cuestiones extracinematográficas, pandemia y demás, como también por las características propias de esta filmación: rodar en el agua es complicado, lento y difícil, hay características específicas de este tipo de sets que te obligan a diseñar una puesta en escena muy precisa. Además, estás siempre en exteriores, y el clima en el Caribe es una sorpresa permanente, muy cambiante...", explicó el realizador antes de dar por terminado el rodaje.
 

El desafío de un director argentino que filmó su nueva película en un gigantesco tanque de agua