SERIE ESTRENO

Entrevistamos a James Krishna Floyd, protagonista de No Man´s Land: "No queríamos hacer una declaración geopolítica sobre Medio Oriente"

Entrevistamos a James Krishna Floyd, protagonista de No Man´s Land: "No queríamos hacer una declaración geopolítica sobre Medio Oriente"
La nueva serie que Starzplay estrenó en Argentina se sitúa en la guerra civil de Siria, pero no busca bajar línea sino contar historias profundamente humanas.

Este 22 de noviembre se estrenó en la plataforma de streaming Starzplay "No Man´s Land", una serie creada por Amit Cohen y Ron Leshem (guionista de Euphoria) que se sumerge en las profundidades de la Guerra Civil de Siria a través de los ojos de Antoine, un joven francés en búsqueda de su hermana presuntamente muerta.

Mientras desentraña el misterio, pieza por pieza, Antoine termina uniendo fuerzas con una unidad de combatientes kurdas, mujeres feroces y la mayor pesadilla del ISIS, y el grupo heterogéneo de idealistas internacionales que las ayuda a luchar. El viaje de Antoine por el territorio ocupado por ISIS se cruzará con el de Nasser, un musulmán de origen británico que dejó su país junto con dos amigos de la infancia para luchar por el Estado Islámico y finalmente establecer el Califato. Pero si bien los tres amigos parecen completamente dedicados a la causa, pronto se descubrirá que Nasser tiene otros intereses.

Previo al estreno de esta coproducción francesa, belga e israelí, Pronto tuvo la oportunidad de charlar con James Krishna Floyd, el actor británico de 33 años que interpreta a Nasser Yassin en la serie.

-¿Qué nos podés contar de No Man´s Land?

-Es un drama-thriller situado en Medio Oriente, durante el pico de la guerra civil en Siria, entre 2014 y 2015. Muestra una gran cantidad de personajes de distintas partes del mundo que terminan en medio de la guerra, todos con diferentes historias y necesidades, pero todos sus viajes chocan de maneras muy interesantes.

Mi personaje es un joven británico musulmán llamado Nasser que viaja a Siria para obtener información sobre el ISIS porque trabaja para el gobierno británico. Es básicamente un espía y doble agente. Pero la verdadera razón por la que va, en términos personales y más humanos, es porque sus dos mejores amigos terminaron peleando para el ISIS, y él realmente quiere salvarlos. Así que, en esencia, el viaje de Nasser es sobre la amistad y el amor, y lo lejos que llegarías por tus mejores amigos.

-¿Tuviste que investigar sobre la guerra en Siria para componer este personaje?

-Tanto en mi caso como prácticamente todo el elenco y equipo de la serie queríamos evitar cualquier cosa política, no queríamos hacer una declaración geopolítica sobre Medio Oriente, Siria o la guerra civil. Creo que eso hubiese sido un error. En definitiva, estamos contando un drama ficcional basado en historias reales y seres humanos reales. Queríamos contar historias muy humanas, y cada personaje tiene un impulso y una necesidad humanos muy básicos.

Por ejemplo Antoine está buscando a su hermana y no está seguro de si está viva o muerta o si efectivamente se encuentra en Siria luchando con una unidad de mujeres combatientes kurdas; o Sarya, que es una mujer kurda luchando para el YPJ (Unidades Femeninas de Protección), quien está intentando encontrarse a sí misma.

Todas estas son cosas con las que nos podemos identificar a un nivel humano. Creo que uno de los problemas con la televisión y las películas que se ambientan en Medio Oriente, especialmente las que hacemos en Occidente, es que terminamos utilizándolas como plataforma para promover nuestras propias creencias políticas o sociales. Creo que es un verdadero error, y que también es aburrido, es probablemente una de las situaciones más complicadas de los últimos 30-40 años. Así que estamos contando una historia humana que, con suerte, también es bastante entretenida: tiene espías, amor, familia, intrigas y todas esas cosas.

-¿Cuál fue el mayor desafío de hacer este personaje?

-Aprender el idioma árabe. Sé hablar otras lenguas, como por ejemplo un poquito de español, pero el árabe fue complicado. Y creo que me costó más porque no soy árabe, no tengo calle como el personaje. Pero lo interesante es que en realidad gran parte del viaje de Nasser es él luchando con todo eso: su árabe no es perfecto porque es británico-egipcio de segunda generación, es mucho más occidental, y eso le genera mucho drama.

A pesar de que el equipo elogió mucho mi forma de hablar árabe, no podía verme interpretando a un hablante nativo, pero ciertamente quería asegurarme de que fuera creíble para la gente que me podía defender dentro del ISIS hablando suficientemente bien. Fue difícil, me trajo muchas noches de insomnio. Aunque fue increíble, una experiencia hermosa, una de las cosas que más amo de ser actor es que podés aprender cosas nuevas que nunca podrías hacer en un trabajo más normal.

-¿Cómo fue el rodaje?

-Filmamos principalmente en Marruecos alredeor de 3 o 4 meses. También en Bélgica y un poco en Francia. Pero Marruecos fue el lugar que usamos como set para toda la historia que se desarrolla en Siria, y algunas escenas de Irán y Egipto.

Fue una experiencia muy intensa pero muy gratificante. Al director le gusta mucho la autenticidad y le encanta la improvisación igual que a mí. Así que en varias de las escenas conmigo y mis dos amigos improvisamos mucho, y estábamos felices de que el director nos permitiera hacerlo.

Fue una experiencia asombrosa, realmente fue como hacer una película. Creo que, de alguna manera, este es el camino a seguir para la televisión. Por suerte, la audiencia de estos días se fija mucho en la autenticidad, y eso es una especie de "valor comercial", y espero que programas como este sean una prueba de ello.

-¿Qué creés que es lo que más le va a gustar a la audiencia de No Man´s Land?

-Creo que, ante todo, la gente estará encantada porque es una serie emocionante con giros y vueltas. No hay emociones baratas en esto, todas provienen de personajes y realismo auténtico. Está muy bien investigado, dos de los escritores eran periodistas que realmente conocían la región y hablaron con mucha gente en la que se inspira esta historia.

Por encima de todo, la gente se divertirá con algo que nunca antes había visto. También es de esperar que la gente de alguna manera siga adelante y admire a las YPJ, las combatientes kurdas, que son mujeres feroces muy interesantes, pero también humanas y vulnerables. Casi nunca vemos su punto de vista en la televisión y el cine occidentales.

Creo que es muy, muy importante, de la misma manera que creo que es importante mostrar la historia de mi personaje y sus mejores amigos, un joven que quedó atrapado en la guerra contra el terrorismo en Siria; no son solo machos alfa en busca de emociones fuertes.

Entrevistamos a James Krishna Floyd, protagonista de No Man´s Land: "No queríamos hacer una declaración geopolítica sobre Medio Oriente"