DIOSA SIN EDAD

"Era fanática de la estética hasta que nacieron mis hijos y no me cuidé más"

"Era fanática de la estética hasta que nacieron mis hijos y no me cuidé más"

Fue una de las bombas sexies de los años 80 y hasta el día de hoy, conserva unas curvas privilegiadas. Y aunque en algún momento se pudo haber 'obsesionado' con el aspecto físico, hoy es todo muy diferente. "Colgué toda la actividad física y no pude retomar más". Enterate quién fue protagonista de este cambio de vida tan radical.

Fue una de las bombas sexies de los años 80 y hasta el día de hoy, conserva unas curvas privilegiadas. Y aunque en algún momento se pudo haber 'obsesionado' con el aspecto físico, hoy es todo muy diferente. "Colgué toda la actividad física y no pude retomar más". Enterate quién fue protagonista de este cambio de vida tan radical.

Se trata de Adriana Brodsky. La rubia que inmortalizó el personaje de 'la bebota' en la época de Alberto Olmedo, cumplió 58 años y asegura que se siente una mujer real, lejos del mote de 'femme fatal' que siempre tuvo.

"Yo hacía mucha gimnasia, me volvía loca por la estética, por tener la cola parada y demás. Pero después de tener a mis hijos, no me cuidé más. Me agarró una ataque de madraza y dejé todo en segundo plano", aseguró en 'Nosotros al mediodía'.

La decisión se mantuvo hasta que empezó a sufrir dolores en su espada y el especialista le aconsejó retomar la actividad física. "Me agarró un médico y me dijo que si no hacía algo, me iba a quedar momificada en la cama porque tengo un tema en la columna y en las cervicales".

Ante semejante golpe de la realidad, decidió acudir a un personal trainner. "Me puse todo el equipo de gym, las zapatillas... me veías y parecía una gimnasta de primera línea. Es más, cuando le dije al profesor que era pura apariencia, que hacía 20 años que no hacía nada, no me creyó y ¡me mató!".

La anécdota sigue: "Quedé de cama y encima, cuatro días después de haber empezado, me agaché en casa y quedé dura. Ahí dije 'nunca más' y cumplí".

"Era fanática de la estética hasta que nacieron mis hijos y no me cuidé más"