ROMPIÓ EL SILENCIO

Con lágrimas en los ojos, Luciana contó su verdad: "Martín enfrentó a su entorno y les pidió que me respeten"

Con lágrimas en los ojos, Luciana contó su verdad: "Martín enfrentó a su entorno y les pidió que me respeten"

La rubia habló de todo en 'Animales sueltos'. Se refirió a la hostilidad que sufre de parte de las personas que rodean a Redrado, de sus sueños de maternidad, de las mentiras y reveló: "Yo estaba presente cuando determinada persona le pedía llorando, que no tuviera un hijo conmigo". Y agrega: "Parece que yo lo busco pero es él quien vuelve a mí".

La rubia habló de todo en 'Animales sueltos'. Se refirió a la hostilidad que sufre de parte de las personas que rodean a Redrado, de sus sueños de maternidad, de las mentiras y reveló: "Yo estaba presente cuando determinada persona le pedía llorando, que no tuviera un hijo conmigo". Y agrega: "Parece que yo lo busco pero es él quien vuelve a mí".

Dolida por todos los rumores que surgieron en torno a su separación y a la descompensación que la obligó a permanecer 3 horas en la guardia de un sanatorio, aseguró: "Me duele muchísimo que digan que expongo toda mi intimidad cuando yo nunca expuse nada, pero nada de mi vida. Siempre mantuve todo al margen, pero me vi en la obligación de contar una situación que lo podía dejar mal a él".

Sobre su actual relación con Redrado, aclaró que intenta darle una nueva oportunidad al hombre que ama aunque sabe que es la última. "Es la última oportunidad que le doy y se lo dije. Creí mucho en él, sufrí, lloré... la pasé realmente mal".

"Lo del tema de los hijos quiero aclararlo porque sino, queda como que lo obligo. En verdad, siempre fui muy clara con él. Después de la primera separación, le aclaré que yo estaba ahí para formar una familia porque sino, no perdía ni un minuto con él. Le dije que quería un hijo, a esta edad, que quería disfrutarlo y él nunca me dijo que no".

"Cuando lo hablamos la última vez, hasta me hizo hacer una cosa con las rayitas de las manos que yo no conocía, y me decía 'mirá, a mí me salen 3 rayitas y a vos 1'. Fue muy fuerte. Por eso me duele la mentira". 

Angustiada, contó una situación que le tocó presenciar: "Un día, una persona de su entorno, llorando, le pidió que no tengamos un hijo. Me quedé helada... él se encerró un rato y cuando fui a verlo, juro que lo vi muy mal. Me dijo que quería un hijo conmigo pero que lo perdonara esa persona, me dio bronca porque traer un bebé al mundo no puede ser visto como una maldición".

Con lágrimas en los ojos, Luciana contó su verdad: "Martín enfrentó a su entorno y les pidió que me respeten"