Las 20 tradiciones que Meghan Markle y el príncipe Harry tendrán que seguir en su boda

¿DAN O NO DAN?

Las 20 tradiciones que Meghan Markle y el príncipe Harry tendrán que seguir en su boda

Las 20 tradiciones que Meghan Markle y el príncipe Harry tendrán que seguir en su boda

Ser parte de la realeza tiene sus pros y sus contras, y muchas tradiciones que cumplir. Estas son las 20 que la pareja real tendrá que cumplir para poder dar por 'oficializado' su matrimonio ante el pueblo inglés y el mundo. 

La monarquía inglesa es una de las más antiguas del mundo y, por tanto, tiene todo tipo de tradiciones. Mientras que algunas de ellas se mantienen desde tiempos remotos, otras se fueron incorporando para adaptarse a las nuevas necesidades, la prensa y, como no, para seguir manteniendo el cariño de la gente y poder continuar en el poder. Muchas de esas tradiciones se ven en cada aparición de la familia real, pero algunas son especiales para las bodas y tanto el Príncipe Harry como Meghan Markle tendrán que acatarlas.

1. La reina tiene que dar el permiso a los novios para casarse:  La ley sobre bodas reales de 1772 exige que los descendientes de su majestad cuenten con su permiso para casarse, algo que Elizabeth II les dio y que el Palacio de Kensington mostró el domingo antes de la boda. Aunque había una de 1701 que prohibía además que los royals se casen con católicos, se renovó pero sólo para los miembros de la familia real después del sexto lugar al trono. Por eso, antes de casarse con Harry, Meghan Markle se tendrá que convertir al anglicanismo. 

2. Siempre se anuncia oficialmente el compromiso de los novios: En el caso del príncipe Harry, fue Clarence House, la residencia oficial de su padre Charles de Inglaterra, la que el pasado mes de noviembre anunció su compromiso con Meghan Markle. La pareja posó ese mismo día para los fotógrafos en los jardines del palacio de Kensington y tuvimos entonces ocasión de admirar el anillo de Meghan.

3. Los novios conceden siempre una entrevista después del anuncio de su compromiso: En la suya, Meghan contó que Harry le propuso matrimonio mientras asaban un pollo en su casa.

4. La reina es la encargada de enviar las invitaciones a la boda: Con motivo de la boda del príncipe William y Kate Middleton, Isabel II envió 1.900 invitaciones. En el caso de Harry y Meghan, se invitaron a 2000 personas entre las cuales hubo muchos ciudadanos británicos que representan a sus comunidades en distintas causas.

5. Los novios eligen a sus pajes: Todavía no se anunciaron oficialmente, pero lo más seguro es que Harry y Meghan elijan al príncipe George y a la princesa Charlotte, los dos hijos de Kate y William, como sus pajes.

6. El novio no tiene un padrino, sino varios "partidarios" (supporters): El príncipe William rompió esta tradición y nombró padrino a su hermano Harry y Harry le devolvió el favor eligiéndolo a él como su padrino.

7. La novia debe ir de blanco: Lo que hoy parece una obviedad en cualquier iglesia, es una tradición que de hecho empezó en Inglaterra la reina Victoria, en 1840.

8. El ramo de la novia siempre incluye una ramita de mirto: Otra de las tradiciones iniciadas por la reina Victoria. Después de su boda con el príncipe Alberto, Victoria plantó su ramo de mirto en los jardines de Osborne House, en la isla de Wight, y desde entonces todas las royals que pasan por altar llevan un ramito de ese mismo arbusto en su ramo.

9. La novia deja su ramo sobre la tumba del “Soldado Desconocido”, en la abadía de Westminster: Meghan Markle, sin embargo, se casará en la capilla de St. George del castillo de Windsor, por lo cual no cumpliría con este requisito.

10. La novia siempre lleva una tiara: Por su boda con el príncipe Charles, la reina Elizabeth II le regaló a Diana la tiara Cambridge, que después se le vio lucir a Kate Middleton. Meghan todavía está esperando la suya, pero se dice que podría llevar en su boda la tiara de los Spencer.

11. El novio viste uniforme militar: Pero podría no ser el uniforme favorito de Harry. “Si decidieron casarse en la St. George’s Chapel, como hizo el Conde de Wessex, esperaría que usara un Morning Dress. Si lleva un uniforme, probablemente sería el de capitán de los Blues and Royals, parte del Household Cavalry Regiment, que es el uniforme con el que sirvió. Con ese,  regularmente elige (llevarlo como en) el de la Army Air Corps  que va con una boina en azul claro, porque él era piloto del helicóptero Apache durante su servicio en Afganistán”, explicó Alastair Bruce, un experto ex miembro de la British Army, a Cosmopolitan UK.

12. Las invitadas deben acudir con sombrero: Es una tradición que ya ha dado qué hablar pero que, para el experto en moda de E! Entertaiment Brad Goreski, es una forma de ponerle personalidad a los looks tradicionales que exige una boda real.

13. Siempre hay una fotografía oficial de los novios con la familia real: Para cuando el príncipe Harry y Meghan Markle se casen, habrá nacido ya el tercer hijo de Kate Middleton, por lo que tal vez la novia no sea la única cara nueva en el retrato familiar.

14. La familia real es quien se hace cargo de costear la boda: así lo dejaron en claro a través del comunicado con el que se anunció el compromiso.

15. Hay dos tartas nupciales, tradicionalmente de fruta: La de Harry y Meghan parece que tendrá gusto a banana, por una broma de la pareja.

16. A los invitados se les obsequia por correo con un pedazo de la tarta: Los que no tengan el honor de asistir a la boda del príncipe Harry y quieran probarla, tal vez puedan echar un vistazo a eBay.

17. Los anillos de los novios están hechos de oro de Gales: Esta tradición comenzó en 1923 con la boda de Elizabeth Bowes Lyon y el futuro rey Jorge VI. 

18. La familia real se sienta en el lado derecho de la iglesia si el novio pertenece a la realeza: En otro caso, se sientan en el izquierdo.

19. Las mujeres que se casan con los sucesores al trono británico heredan el título de su marido: En el Reino Unido, solo aquellas mujeres de sangre azul pueden acompañar su nombre del título de princesa. Meghan Markle, por tanto, no será la princesa Meghan sino, en su caso, la princesa Harry de Gales. 

20. Los recién casados y el resto de miembros de la familia real salen a saludar en el palacio de Buckingham y se besan frente al pueblo: una tradición que causó sensación sobre todo en las últimas bodas, del Príncipe Charles con Lady Di, luego de él con Camilla Parker Bowles y por último, del Príncipe William y Kate Middleton.

Las 20 tradiciones que Meghan Markle y el príncipe Harry tendrán que seguir en su boda