CORONAVIRUS EN EUROPA

Alerta por al segunda ola de COVID-19: Italia limitó el horario de los restaurants y España decretó un "estado de alarma" que podría durar hasta abril

Alerta por al segunda ola de COVID-19: Italia limitó el horario de los restaurants y España decretó un "estado de alarma" que podría durar hasta abril
Ambos países impusieron estrictas medidas de aislamiento por un aumento en la cantidad de casos.

Según afirman fuentes en la zona, Europa estaría transitando una segunda ola del coronavirus. En ese sentido, tanto España como Italia decidieron imponer nuevas medidas estrictas de aislamiento para evitar que el rebrote colapse al sistema de salud

En Italia hubo una importante suba de los casos diarios, que pasaron de ser en promedio 2.500 al día, en la primera semana de octubre, a los 19.640 informados este sábado, siendo este el número más alto desde el inicio de la pandemia.

e decretó el uso obligatorio de barbijo en lugares abiertos, todos los bares, restaurants y heladerías deberán cerrar a las 18 horas y quedaron suspendidos los gimnasios, cines y teatros . Estas medidas durarán, según afirmó el primer ministrio Giuseppe Conte, hasta el 24 de noviembre.

Además, hay cinco regiones que tienen toque de queda nocturno y desde el gobierno se recomendó que no se realizaran desplazamientos dentro del país.

En cuanto a las escuelas, como mínimo el 75% de las clases de los últimos años de secundaria deberán darse de manera virtual, para evitar que aumenten los contagios entre los alumnos.

En España, por otro lado, se decretó un estado de alarma durante quince días. Sin embargo, si el Congreso da el visto bueno, este podría prolongarse hasta abril del año que viene. Esta medida impone un toque de queda obligatorio en todo el país a partir de las once de la noche y hasta las seis de la mañana. Las reuniones sociales quedaron restringidas y quedo prohibido movilizarse dentro del país salvo contada excepciones laborales o sanitarias.

Alerta por al segunda ola de COVID-19: Italia limitó el horario de los restaurants y España decretó un "estado de alarma" que podría durar hasta abril