Cómo es la vida de Juan Carlos Velazquez, el Mini de Duro de domar: trabaja en eventos, vende perfumes y predica la fe evangelista

ENTREVISTA

Cómo es la vida de Juan Carlos Velazquez, el Mini de Duro de domar: trabaja en eventos, vende perfumes y predica la fe evangelista

Cómo es la vida de Juan Carlos Velazquez, el Mini de Duro de domar: trabaja en eventos, vende perfumes y predica la fe evangelista
El actor habló con Pronto y dio detalles de su día a día. Además, contó cómo Dios le cambió la forma de ver las cosas. 

Durante más de 15 años, Juan Carlos Velazquez (58) trabajó en Duro de domar haciendo distintos personajes. En programa que condujeron Mauro Viale, Lucho Avilés, Roberto PettinatoDaniel Tognetti, se hizo conocido como El Mini y se ganó el cariño de los televidentes.

 El actor -que sufre un déficit en la hormona de crecimiento- es paraguayo, se instaló en la Argentina cuando tenía 14 años y llegó a la actuación a mediados de los 90 gracias a una vecina que lo llevó a un casting. Hoy, lamenta la falta de trabajo en televisión y teatro, pero se las ingenia. 

En una entrevista con Pronto, El Mini contó qué hace en la actualidad: "Hago personajes famosos o imitaciones de los que cumplen años o se casan. Me dicen cómo es y yo actúo. Además vendo perfumes de una marca bastante famosa. Le vendo a mis conocidos. Hago el pedido para los que quieren. Tengo las muestras y si les gusta alguno, lo encargo. Eso me ayuda un poco económicamente. Gracias a Dios me las rebusco"

Además, Juan Carlos asiste todos los días a una Iglesia evangélica: "Trabajo en la iglesia hace muchos años. Soy evangelista y me invitan a predicar de distintas iglesias. No soy pastor. Pero llevo la palabra de Dios. A mí me gusta compartir las palabras de Dios. Siempre que ando por ahí, hablo del amor que me dio Dios y cómo transformó mi vida".

mini2

"Llegué a la fe por intermedio de mi madre. Mi mamá tenía una enfermedad que se llama fibroma. Justo una vecina le habló de Cristo, que sana, y la invitó a la iglesia. Fuimos juntos. El pastor oró por ella, puso la mano sobre ella y mi mamá se desvaneció. Yo no entendía nada. Y cuando ella volvió en sí, me dijo que sentía que algo le habían sacado, estaba liviana. Era que Dios se había llevado la enfermedad. A partir de ese momento, empezamos a congregar y sentí que Dios mejoró mi vida, porque yo era una persona muy acomplejada por mi baja estatura. Y encima la pasaba muy mal por lo que decían de mí", relató. 

El Mini aseguró que durante muchos años sufrió bullying: "Todo el mundo me cargaba. Se burlaban de mí en el colegio y eso me hacía mal. Pensaba que nada me salía bien. Me rechazaban. La chica que me gustaba no me correspondía y eso me lastimaba. Me sentía mal con mí mismo. Hasta que el Señor entró en mi vida y me sacó esa tristeza, esa amargura y ese complejo que tenía por la estatura. Dios llenó ese vacío"

Cómo es la vida de Juan Carlos Velazquez, el Mini de Duro de domar: trabaja en eventos, vende perfumes y predica la fe evangelista