La sincera reflexión de Fede Bal:

EN TRATAMIENTO Y LEJOS DE SUS AFECTOS

La sincera reflexión de Fede Bal: "Tengo que trabajar mi constante insatisfacción para disfrutar de las pequeñas cosas de la vida"

La sincera reflexión de Fede Bal: "Tengo que trabajar mi constante insatisfacción para disfrutar de las pequeñas cosas de la vida"
El parate laboral impuesto por el coronavirus significó un duro golpe para el actor que además debe transitar en soledad, su terapia contra el cáncer. "Tengo que disfrutar el aquí y ahora".

Unas semanas antes de que el aislamiento social, preventivo y obligatorio se impusiera en la Argentina, Fede Bal recibía la confirmación de un temido diagnóstico: tenía cáncer en el intestino y debía recibir una terapia de rayos. Sus amigos y familiares le brindaron apoyo y compañía, pero todo eso quedó interrumpido por el avance del COVID-19.

Mientras cumple al pie de la letra con las recomendaciones de su médico y resiste como puede la falta de trabajo, empezó a pensar en todas las cosas que fue logrando en la vida pero nunca se tomó el tiempo de disfrutar. "Soñé que actuaba. No saben lo que necesito volver a actuar, trabajar, subirme a un escenario, sentirme activo... Antes soñaba con descansar, y dormir cuantas horas quería. Soñaba tener una pileta enorme. Ahora la tengo, pero no tengo a nadie con quien compartirla".

Y siguió: "Soñaba con una camioneta, trabaje y finalmente la compre, ahora me subo y es solo un auto más. Se trata de esa constante insatisfacción la que tengo que trabajar. Disfrutar las pequeñas cosas de la vida. En tiempo y espacio. Ni antes deseándolas con fuerza y locura ni después dejando de valorarlas cuando las conseguí. Aquí, ahora. Y nada más".

La sincera reflexión de Fede Bal: "Tengo que trabajar mi constante insatisfacción para disfrutar de las pequeñas cosas de la vida"