Escándalo internacional con Harry Potter

¡STUPEFIED!

Escándalo internacional con Harry Potter

Escándalo internacional con Harry Potter

Los fanáticos de la saga del niño mago sintieron como si un hechizo 'Petrificus Totalus' los hubiera golpeado cuando descubrieron el elevadísimo costo de las entradas para la obra de teatro.

Aunque arrancó hace no mucho, la obra de teatro "Harry Potter y el niño maldito" ya protagonizó su primer escándalo. A menos de dos semanas de su estreno, los fanáticos de la saga del niño mago se hicieron oír tras ver que las entradas en la página oficial estaban agotadísimas y que los precios de las entradas en reventa para ver sólo la primera parte de la obra ascendían a las 6,2 mil libras esterlinas, algo así como 118 mil pesos argentinos, y que en algún momento ese precio había ascendido aún más hasta alcanzar las 8,3 mil libras,158 mil pesos argentinos aproximadamente.

A través del sitio oficial de Harry Potter y de la obra de teatro, las entradas cuestan un máximo de £ 140 para ver las dos partes y por eso, a la luz de los precios en las páginas de reventa, los productores de la obra se comprometieron a acabar con el mercado secundario de entradas, que describieron una "plaga de toda la industria".

"Nuestra prioridad es proteger a todos nuestros clientes y están haciendo todo lo posible para combatir este problema. Desde el principio, la fijación de precios accesibles ha sido de suma importancia para nosotros", explicaron los productores Sonia Friedman y Colin Callender que, además, aseguraron que cualquier ticket que no sea comprado en las plataformas oficiales de venta de entradas será considerado nulo y los poseedores de entradas podrán ser prohibidos de entrar a ver la obra. De hecho, ya se ha impedido el ingreso a la obra de alrededor de 60 espectadores que asistían con tickets de reventa.

Las entradas para la obra de J.K. Rowling rompió récords de taquilla cuando originalmente salieron a la venta al público en octubre del año pasado. Otras 250 mil entradas salieron a la venta el 4 de agosto y se vendieron al cabo en el día, aunque los fans afortunados aún pueden acceder a alguna que otra entrada cancelada o de liberación tardía para ir a ver la esperada obra en el Palace Theatre de Londres, donde se quedará hasta el 10 de diciembre de 2017.

Escándalo internacional con Harry Potter