Fernanda Callejón y su familia recibieron el alta:

¡UN SUSTO BÁRBARO!

Fernanda Callejón y su familia recibieron el alta: "Si no hubiese sido por vos hijita la historia hubiera sido distinta"

Fernanda Callejón y su familia recibieron el alta: "Si no hubiese sido por vos hijita la historia hubiera sido distinta"
La actriz, su pareja Ricky Diotto y la pequeña Giovanna ya se encuentran en su hogar recuperándose tras haberse intoxicado con monóxido de carbono.

María Fernanda Callejón, su esposo Ricky Diotto y su hija Giovanna, que está por cumplir cinco años, fueron ingresados de urgencia en el sanatorio de La Trinidad de San Isidro el sábado por la tarde debido a una fuerte intoxicación por inhalar monóxido de carbono. Afortunadamente este domingo ya recibieron el alta y se encuentran en su hogar recuperándose. Y aunque no quisieron hablar a la salida del sanatorio, la actriz publicó un sentido mensaje en su cuenta de Instagram donde dio a entender que gracias a su pequeña hija los tres están vivos.

"Y aquí estamos los tres vivos! (cámara hiperbárica) Agradecemos a mi hija Giovanna, nuestro verdadero ÁNGEL, si no hubiese sido por vos hijita, distinta hubiera sido la historia", expresó Callejón junto a una foto de ella y su familia recibiendo oxígeno en una cámara hiperbárica.

Y agregó: "Queremos agradecerles a todos por el amor y fundamentalmente a todo el equipo del Sanatorio de la Trinidad de San Isidro que nos salvaron la vida".

Sobre los motivos del incidente, la panelista de Polémica en el Bar había explicado a Teleshow"Colocamos una estufa tiro balanceado nueva en casa, con un gasista matriculado de confianza. Pero se ve que algo se filtró. Gracias a Dios, estamos bien"

En Argentina se calcula que 200 personas mueren al año por intoxicación por monóxido de carbono. Este gas, que suele filtrarse por algún problema en la instalación de la estufa o en sistemas de calefacción no seguros, no se huele ni produce irritaciones en los ojos, por lo que actúa de forma silenciosa.

Los síntomas de intoxicación son dolor de cabeza, sensación de debilidad, náuseas, vómitos, mareos, falta de aire, desorientación, visión borrosa y pérdida del conocimiento. Ante la sospecha de intoxicación se recomienda abrir puertas, ventanas, salir del ambiente y si es necesario pedir ayuda médica.

Para evitar intoxicaciones por monóxido se recomienda mantener los ambientes ventilados, revisar que los aparatos para calefaccionar y las instalaciones de gas estén en buenas condiciones antes de usarlos, chequear periódicamente que la llama del gas se vea de color azul y no amarilla, lo que indica una mala combustión, y no dormir con el artefacto prendido si el espacio no cuenta con adecuada ventilación.

Fernanda Callejón y su familia recibieron el alta: "Si no hubiese sido por vos hijita la historia hubiera sido distinta"