Al final, Fede se peleó por una mentira: así tunean a las hamburguesas para la publicidad

¡CHANTAS!

Al final, Fede se peleó por una mentira: así tunean a las hamburguesas para la publicidad

Al final, Fede se peleó por una mentira: así tunean a las hamburguesas para la publicidad

Por más ricas que sean, nadie puede negar la decepción que se siente al abrir el envoltorio o la cajita de la hamburguesa y ver que nos mintieron en la cara.

El fin de semana pasado, Federico Bal fue a comer unas hamburguesas a una reconocida casa de comidas rápidas en Carlos Paz y terminó a las piñas por colarse: sí, terminó a los golpes por un pedazo de carne, queso y dos rodajas de pan y que lo peor de todo... ¡es una mentira!

Las hamburguesas que nos sirven nada tienen que ver con las que nos muestran en la publicidad. Día a día somos engañados por estas empresas, tentados con la idea de comer una súper hamburguesa llena de salsa, queso derretido en su punto justo y otros condimentos y elementos que la hacen la más deliciosa del mundo pero que nunca encontramos al abrir los envoltorios.

¿Cómo es que nos dejamos engañar tanto? ¿De verdad pensamos que las que nos muestran en la publicidad son hamburguesas reales sólo retocadas 'un poco' para que parezcan más ricas? La realidad es que los combos que vemos en las publicidades están específicamente hechos para hacernos caer en la tentación... ¡pero no son reales! ¡Ni siquiera se pueden comer porque están cocinadas de una forma especial! 

¿No nos creés? Mirá este video:

Y los resultados de tanto montaje están a la vista...

nuevasub-buzz-11274-1484260088-1nuevasub-buzz-24377-1484257341-1nuevasub-buzz-24843-1484257284-1nuevasub-buzz-27197-1484258668-1nuevasub-buzz-27767-1484257975-2nuevasub-buzz-28660-1484259587-1nuevasub-buzz-28934-1484261792-1

Al final, Fede se peleó por una mentira: así tunean a las hamburguesas para la publicidad