ENTREVISTA-CORONAVIRUS

Gustavo Garzón: “Me pregunto hasta cuándo me va a alcanzar la plata y eso me asusta”

Gustavo Garzón: “Me pregunto hasta cuándo me va a alcanzar la plata y eso me asusta”

Con la actividad artística totalmente parada, el actor no tiene ingresos y estima que con sus ahorros solo puede vivir cuatro meses más. “Ahora empecé a vender vinos on line”, revela

Gustavo Garzón (64) estaba rodando una película en Formosa cuando el Presidente Alberto Fernández decretó la cuarentena obligatoria y regresó de inmediato a su casa para aislarse junto a sus hijos, los mellizos Juan y Mariano (32), que tienen síndrome de Down y son fruto de su relación con la recordada actriz Alicia Zanca. En diálogo telefónico con Pronto, Garzón contó: “Estoy aislado en cuarentena, como todo el mundo, con mis hijos Juan y Mariano, con mi novia y su perro. La pasamos bien y mal, te diría. Bien porque hay momentos en los que uno se olvida de todo lo que ocurre y de repente tenemos ratos de alegría, de baile, de comer, de compartir, de amor y mucho afecto. Y de golpe tomás conciencia también de la realidad y nosotros, los artistas, estamos pasando por una situación económica muy complicada porque no tenemos posibilidad de recibir ingresos de ningún lado”.

-¿Y qué pasa en esos momentos?

-Cuando tomo conciencia de eso, me pregunto hasta cuándo me va a alcanzar la plata porque en algún momento se va a acabar y ahí es cuando te empezás a asustar. Eso sumado al tema sanitario y otras aristas más. En fin, estamos viviendo una cosa extraordinaria y espantosa, que no tiene antecedentes porque nunca un problema de esta índole afectó a toda la humanidad. Es la primera vez que un problema nos ataca a todos y la humanidad entera está puesta en jaque. Nadie sabe cómo va a salir de esto ni cuándo.

-¿Cómo manejás tu estado anímico?

-Oscilo, como todo el mundo, y tengo mis altibajos. Intento estar bien y aprovecho el tiempo para apropiarme de mi hogar, cosa que nunca había hecho de esta manera. Estoy aprendiendo a cocinar y a vivir más puertas para adentro porque siempre fui muy inquieto, muy ansioso y muy de salir. Ahora me encontré en la obligación de armar una vida amable de las puertas para adentro.

-¿Y en lo laboral estás haciendo algo?

-Estoy dirigiendo a un grupo de actores virtualmente, por Zoom, donde algunos pagan y otros no; lo hace solo el que puede. Es una experiencia nueva e implica todo un desafío porque tengo que aprender a dirigir por intermedio de la tecnología. Lo estoy haciendo y la gente está contenta. Además, ahora empecé a vender vinos virtualmente.

-¿Cómo surgió esto de vender vinos?

-Un amigo mío, que vive acá a tres cuadras de mi casa y sabe cómo es mi situación, me ofreció vender vinos de manera virtual y lo hago. No es un gran esfuerzo porque simplemente mando mensajes por Whatsapp, la gente entra a una página web, compra y se envían los vinos a su domicilio. También lo dejé explicado en mi cuenta de Instagram: @gustigarzon. Es una buena oportunidad para tomar un rico vino y darme una mano a mí también.

-¿En lo económico sos ordenado? ¿Tenés ahorros?

-Tengo un pequeño ahorro, con el cual puedo tirar como mucho cuatro meses pero no más que eso. Si en cuatro meses no me entra plata no sé qué haré. Siempre fui un busca, pasé muchas crisis y adversidades y tendré que buscarle la vuelta. En un punto te diría que hasta me motiva, en lo personal, la adversidad. Qué se yo, no sé qué decirte. Por momentos, tengo pesadillas de indigencia y por momentos estoy mejor y siento que vamos a salir adelante. No solo los artistas estamos así: hay mucha gente sin posibilidad de trabajar y en esta misma situación.

-Tus hijos, los mellizos Juan y Mariano, ¿entienden que se tienen que guardar? ¿Cómo lo viven ellos?

-Uno entiende más que el otro. Si a nosotros nos cuesta entenderlo, imagínate que a ellos les cuesta un poco más. Les expliqué que hay una enfermedad y hasta que esto no pase, no van a poder andar libremente por la calle. Igual por más que les hable de la enfermedad, ellos se ven sanos y preguntan cuál es esa enfermedad de la que les hablo. De todos modos, a los chicos les gusta estar en casa y hacen muchas actividades: cocinan, toman clases de teatro por Zoom, la hermana Tamara también da clases de comedia musical por Zoom y ellos se enganchan ahí. Tienen mucha actividad en la pantalla y ven al resto de la familia por videollamada. Mi función es hacérsela pasar bien a ellos también y entretenerlos.

-¿Y tus otros dos hijos?

-Tamara está en su casa y a veces me trae las compras así yo no salgo. Vive a cinco cuadras y mi otro hijo, Joaquín, vive a otras cinco cuadras con su mamá. Ayer, por ejemplo, nos juntamos todos en la vereda de mi casa, a dos metros de distancia y con barbijos cada uno. Nos vimos un momento y como tengo el supermercado chino justo enfrente, ellos vienen a hacer las compras y de paso me saludan a la distancia.

Antes de finalizar la charla, los mellizos Juan y Mariano quisieron expresar sus sensaciones y contaron cómo están viviendo este aislamiento social, preventivo y obligatorio debido a la pandemia del coronavirus. Juan tomó el teléfono y contó: “Estamos tomando clases de teatro por la computadora, cocinando y mirando muchos videos por YouTube. Aprendo mucho con las clases y mi profe se llama Lizy”. Mariano, por su parte, es más tímido y solo comentó que se lleva bien con su hermano Juan y que nunca se pelean. “Estoy bien, en mi casa. Mi papá nos cocina pizzas caseras y yo miro la tele”, cerró.

Por Nico Peralta

Gustavo Garzón: “Me pregunto hasta cuándo me va a alcanzar la plata y eso me asusta”