La historia de Soda, la perra que adoptó Joaquin Phoenix para que no la sacrificaran

UN BUEN GESTO

La historia de Soda, la perra que adoptó Joaquin Phoenix para que no la sacrificaran

La historia de Soda, la perra que adoptó Joaquin Phoenix para que no la sacrificaran
El actor que interpreta al Guasón es amante de los perros. Lo que hace por una de sus perras es para aplaudir.

El éxito internacional de Joker (o Guasón) fue tal que empezaron a hacerse mucho más conocidos algunos datos sobre Joaquin Phoenix, el actor que interpreta de manera excelente al famoso villano de los cómics. Una de estas informaciones es que la star es un acérrimo defensor de los animales y que ama a sus perros Soda y Oskar.

Soda es una pibull que tiene una extraña enfermedad cutánea que hace que no pueda estar expuesta a la luz solar. Lo particular de su caso, además de esa complicación, es que el actor la rescató hace trece años justo un día antes de que la sacrificaran.

Tanto él como su novia Rooney Mara (también actriz) cuidan de Soda en todos los aspectos. Como la perra no puede salir mucho de su casa a causa de su complicada alergia, ambos le consiguieron un traje especial que logra aislarla de los rayos solares. Eso sí, el animal no está muy de acuerdo: "Le queda jodidamente genial, pero es que no le gusta nada el traje", dijo el actor en su momento. ¡Bancamos esa actitud!

Captura-de-pantalla-2019-10-07-a-las-12.16.00-p.m.

La historia de Soda, la perra que adoptó Joaquin Phoenix para que no la sacrificaran