Se inyectó silicona en el pene durante un juego sexual y terminó muerto

LA FIESTA TERMINÓ MAL

Se inyectó silicona en el pene durante un juego sexual y terminó muerto

Se inyectó silicona en el pene durante un juego sexual y terminó muerto
El joven tenía una relación con otros cinco hombres en la que uno era el "maestro" y le recetaba medicamentos a los demás.

Tank Hafertepen, un australiano residente en Estados Unidos, falleció luego de inyectarse silicona en los testículos durante una fiesta sexual.

Linda Chapman, su mamá, aseguró que Dylan Hafertepen, Daniel Balderas Hafertepen, Charles Osborn, Matthew Scott y Philip Myers, novios del hombre fallecido, fueron los responsables de manipular a su hijo para que se introdujera silicona en su miembro.

Los seis hombres mantenían una relación de “poliamor” y eran fanáticos del gimnasio. Fue por esto, que quisieron intentar que Tank se inyecte la silicona en sus partes íntimas.

El joven habría comenzado el “tratamiento” en el año 2014, con la ayuda de uno de sus novios. Esta situación duró hasta el 2018, momento en el que murió a causa de una embolia pulmonar.

Según los trascendidos, estos hombres practicaban un culto que exigía a sus seguidores tener agrandados sus escrotos y ciertos atributos físicos. “El maestro decidirá cuánto es suficiente”, había escrito Tank en sus redes sociales en alusión a Dylan.

Se inyectó silicona en el pene durante un juego sexual y terminó muerto