Un repartidor de delivery creyó que Jazmín Stuart era víctima de violencia de género

Un repartidor de delivery creyó que Jazmín Stuart era víctima de violencia de género

Un repartidor de delivery creyó que Jazmín Stuart era víctima de violencia de género
La actriz tenía los ojos morados, por lo que el el hombre le preguntó si estaba bien y necesitaba ayuda. ¡Enorme gesto!

Jazmín Stuart reveló una curiosa anécdota que protagonizó en plena cuarentena por el coronavirus. Resulta que días atrás la actriz tropezó en su casa, se hizo un chichón en la ceja y se le pusieron los ojos morados. Cuando recibió el delivery de la farmacia, el repartidor se preocupó al ver su estado y, a los minutos de haberle entregado el pedido, volvió a tocarle el timbre para preguntarle -en código- si era víctima de violencia de género y necesitaba ayuda.

"Recién me pasó algo que quiero compartir. Hace un par de días tropecé en casa y me hice un chichón en la ceja, que unas horas después me dejó los dos ojos morados (sí, malísimo...menos mal que fue en cuarentena y no en el medio de un rodaje)", escribió la actriz y directora en sus historias de Instagram.

"El tema es que hoy tuve que pedir un par de cosas a la farmacia (estoy con hijo y no puedo ir yo). Cuando vino el repartidor intenté no mostrar mucho la cara, un poco por coquetería y otro poco para ahorrarle la impresión, pero en algún momento cruzamos miradas brevemente", continuó con su relato.

Y detalló cómo fue la conversación en la que el repartidor indagó si Jazmín necesitaba asistencia: "Terminó de entregarme el pedido y se fue. A los cinco minutos volvió y tocó el timbre. 'Perdoname, quiero saber si estás bien. ¿Necesitás ayuda?' Uy, ¿te preocupaste porque estoy moretoneada? Me golpeé yo, como una boluda".

Finalmente, la actriz le agradeció el gesto que tuvo con ella: "Che, es muy importante y hermoso esto que hiciste. Gracias".

Un repartidor de delivery creyó que Jazmín Stuart era víctima de violencia de género