juan gil navarro
juan gil navarro

ENTERATE POR QUÉ

Juan Gil Navarro habló, tras 14 años, de su salida de Floricienta

Juan Gil Navarro habló, tras 14 años, de su salida de Floricienta

Explicó los motivos que lo llevaron a tomar esa decisión, "Aunque me hubieran pagado un millón, no era no".

En una entrevista que realizó Infobae, el actor Juan Gil Navarro habló de su decisión de bajarse del éxito de Floricienta y del desafortunado comentario que le hicieron "Esto es la televisión. Y si no te gusta, hay un semáforo al que le hace falta un malabarista".

- Generó mucho ruido en estas semanas que hayas contado cómo fue tu salida de Floricienta: dijiste que tenía que ver con la búsqueda del recorrido del actor.

—Sí, yo ya era un chico grande ahí, tenía 30 años, y Florencia (Bertotti) tenía 20. Todos estaban muy contentos, me acuerdo que se había armado un debate con "¡Qué bueno los de Friends que hicieron tantas temporadas!". Y yo decía: "Pero es una maldición porque no salís nunca más de eso". Pensá que a mí hay gente que me recuerda eso después de 14 años, y lo hice durante un año. Imaginate lo que hubieran sido dos. Está muy bien y soy muy agradecido frente a eso, y ha habido mucha gente que me vio evolucionar y correr otros riesgos, y haber hecho cosas muy buenas y cosas que no lo eran. No tuvo que ver con un tema económico. Aunque me hubieran pagado un millón, no era no. Y era no.

Lo que me dijeron en un momento fue: "Nadie se baja de un éxito". Como si yo estuviera violando una ley sagrada de la televisión. Yo sí me bajo (risas). Porque el éxito estaba en otro lugar para mí, estaba en la posibilidad de hacer otra cosa. Me acuerdo que había hecho Hombres de honor, una familia italiana, y me había dado el gusto de irme a Sicilia. Y había alguien que me había tomado el pelo con respecto a eso. No era (RobertDe Niro yendo, obsesivo, a escuchar cómo se hablaba el italiano; era tener un perfume para algo que íbamos a hacer. Siempre me llamó la atención ese cinismo con respecto a alguien que quería ponerle un poquitito más de sal a la comida. Una vuelta también había querido tomarme un tiempo con respecto a algo de tele, y hacerlo un poco mejor, y me dijeron: "Esto es la televisión. Y si no te gusta, hay un semáforo al que le hace falta un malabarista".

Eso me hizo entender por qué estamos como estamos en nuestra ficción. Eso nos tiene jodidos, y eso es lo que nos hace pifiar cosas para ser competitivos en el mundo. Hay gente que sigue hablando de doña Rosa y no lo puedo entender. Doña Rosa se murió, la hija de doña Rosa fue a la universidad, y entiende por qué los tomates tienen el precio que tienen porque entiende de economía. Y la nieta de doña Rosa tiene ganas de salir a matar a todos los que hablan mal de su abuela como si su abuela hubiera sido una idiota.

Juan Gil Navarro habló, tras 14 años, de su salida de Floricienta