Lara Sambert contra Gino Renni, su ex compañero de cantando por un sueño:

TREMENDO

Lara Sambert contra Gino Renni, su ex compañero de cantando por un sueño: "Me besó, me tocó las tetas”

Lara Sambert contra Gino Renni, su ex compañero de cantando por un sueño: "Me besó, me tocó las tetas”

Estuvo en el Cantando 2011 junto a Gino Renni y llegó haciendo un casting por su formación, ya que viene de familia de músicos. 

Lara Sambert, ex compañera en el Cantando por un sueño 2011 de Gino Renni, estuvo en “ El Show Del Espectáculo”, ciclo que conduce Ulises Jaitt por Radio Urbana los lunes de 20 a 22 y contó que fue drogada y abusada sexualmente por el actor. 

Siento que tengo una responsabilidad de comunicar lo que me pasó. En un momento quedamos sentenciados y teníamos que cantar el tema "Notti magiche". Nuestro coach en ese momento nos dijo que estaba mal de la garganta, que no nos podía dar clases para que ensayemos. Me puse nerviosa porque justo pasaba eso en el momento más importante. Con Gino dijimos que teníamos que ensayar igual. Él me sugirió que ensayemos en su casa. Ahí me sentí mal porque tengo un tercer ojo. Sentía que se iba a desubicar el viejo, que iba a pasar algo. Y no me equivoqué. Yo vivía sola pero no sentía que el lugar para ensayar tenía que ser mi casa. No me sentía cómoda tampoco porque era una piba de recursos tirando para abajo. Termino aceptando de ir a su casa y apenas acepté llamé a uno de mis mejores amigos. Le conté la situación y me dijo que le diga que estaba con un primo muy lejano que vino de visita esta semana y que si no le molestaba que me acompañe. Mi amigo me dijo que si me decía que no era porque iba a empezar a hacerme algo.

Me sentí mal porque tenía que inventar algo. Era una situación re incómoda. Lo llamé a Gino y me dijo que cómo se me ocurría traer a alguien, que no tiene nada que ver con el canal, con la producción. Me dijo que le daba vergüenza. Fue una reacción ilógica. Yo no tuve cintura y no pude manejar la situación. No sabía qué decirle porque era estúpido lo que me decía. 

Finalmente fui a ensayar a la casa. Le pedí el auto prestado a mi mamá. Era un departamento de Coronel Díaz y Honduras. Cuando entré al departamento sentí una luz baja y me pregunté si era una cita o un ensayo. Vení, pasá, sentate, dejá tus cosas...vení que te quiero mostrar la ropa a ver si te gusta la combinación. Después me dijo vení que te hago probar unos tragos. Esto fue un día de semana porque al día siguiente teníamos una prueba de sonido.Tomo el trago y me lleva a recorrer la casa. Me dijo que yo no cuente nada de lo que vi en la casa. Me muestra fotos con Romina Yan, Gustavo Yankelevich. Me dijo que eran íntimos amigos suyos. Me pedía por favor que no cuente nada. Y yo pensaba '¿qué tiene de malo?' No es que vi un cadáver. Y pasaron los minutos y empecé a sentir que mi cuerpo estaba anestesiado. Empezamos a cantar y hacemos la primera pasada. Cuando vamos a hacer la segunda pasada, me agarra de la cintura, me lleva contra su cuerpo, me aprieta fuerte y me empieza a besar la boca. Fue horrible la situación. Me empezó a tocar las lolas. Me hizo un comentario como que yo no tenía nada. En ese momento yo no podía gobernar mi cuerpo.Algo le puso a la bebida, me drogó. Le dije me tengo que ir. ¿Estas bien? me preguntaba. Le dije que no, que me tenía que ir. Agarré las cosas.. no te podés ir así me decía, me quería llamar a un taxi. Yo no podía manejar la situación. Cuando llego al auto lo llamé a mi mejor amigo le dije que me había puesto algo en la bebida, no sé qué me pasa, no puedo... mi amigo me preguntó dónde estaba. Le dije que vaya para mi casa, que voy a tratar de darle el auto a mi mamá que me va a retar. 

Cuando yo me quise ir del departamento, Gino se puso muy nervioso. No pudo creer que no pudo lograr su cometido, que falló.

Me fui manejando, él me llamó y no lo pude atender. Llegué a mi casa, dejé el auto. Al rato me llamó al teléfono y me preguntó si estaba bien. Yo no quería ni hablar. Una parte se me borró. Mi amigo me cuenta que me quedé dormida. Yo tenía novio. Estaba saliendo con Diego Díaz. Él se asustó. No entendía mucho lo que había pasado. No le conté la realidad porque tenía miedo que pasara algo grave y yo trataba de preservar mi trabajo. No lo conté en su momento porque me daba miedo. Si lo contaba en ese momento iba a quedar como una mina que quería buscar prensa. Yo la verdad me formé toda mi vida como para ser conocida por este tema. 

Al día siguiente lo vi. En el ensayo vino y me quiso dar una pastilla y me preguntó si estaba mal del estómago.Es tan patético, tan oscuro... la gente que puede hacer algo así no entiendo cómo funciona su cabeza. En ese momento rechacé la pastilla. Yo trataba de esquivarlo. Mi cabeza decía que eso no estaba bien pero mi cuerpo estaba anestesiado. Sentía frialdad por lo que me había hecho y mi cabeza me decía que yo no podía confiar en nadie. 

La gente de producción del programa sabe lo que pasó porque yo conté todo. Ellos me dijeron que vaya a hacerme un test pero les dije que no quería que trascienda. El Chato Prada me dijo de hacerme un estudio de sangre y le dije no. Me quería ir del concurso y me dijo que no era justo. Había dos opciones. Continuar y que me vaya mal. Era imposible seguir con esa persona. Ya no confiaba, odiaba que me agarre... me daba asco, bronca, lo odiaba. 

A partir de ese episodio me empezó a maltratar. Me miraba mal, me hablaba mal, llegaba borracho a los ensayos, no quería ensayar. Demoraba todo, no le importaba nada. Me miraba como si fuese una mierda. Después no lo vi nunca más. 

Pienso que Gino es un hijo de puta. Qué tipo hijo de puta. 

Nunca más volvió a escribirme. Habló mal de mí en alguna nota y no sé cuáles fueron sus dichos. Pobre tipo. No lo denuncié en su momento porque vivimos en un patriarcado machista y es totalmente al pedo. Y nuestra lucha como mujeres es cambiar eso para dejarle un mundo mejor a mis hijos. Y educar a los niños varones mejor. 

Esto es gravísimo, si yo no reaccionaba el tipo me violaba. Y me podría haber matado por la droga que me puso. Mirá si yo tenía un infarto. Sentía el corazón acelerado, y perdí la audición. 

Cuando fuimos a hacer las fotos del programa al Palacio Alsina, un periodista muy copado, jovencito. Y me preguntó si ya había tenido un problema con Gino. Qué feo arrancar y ya te digan eso. Miraba con desconfianza a Gino. Y el periodista me dijo que en el Bailando tuvo un problema con una bailarina que quiso abusar. Pero nunca quise hacer prensa. Me encantaría no ser la única que se anima a contar esto. Gino viene de la camada de Tristán que también fue denunciado. 

Mi marido sabe lo que me sucedió. Pero en su momento estaba muy sola, muy vulnerable, sin familia.

Me encantaría que si alguien vivió algo parecido, que lo cuente. Ni los delincuentes van preso. soñar algo así... hoy es mi palabra contra la de él. No creo que se haga cargo. Gino Renni hoy está más cerca del arpa que de ir a la cárcel. Esa es la realidad. Pero por lo menos que la pase mal porque yo la pasé pésimo. Y habló mal de mí. Me hizo vivir un momento de mierda y me dieron ganas de irme del Cantando. 

Entiendo que podría haber pasado cualquier cosa. Mi fin es poder cambiar esto. Dejar de naturalizar esto, que no es normal. Recién ahora entiendo lo que pasó. Viví otros abusos también. De chiquita también. La clásica del taxi también. Cantaba con Marcelo Iripino y los fines de semana iba a eventos en taxi. Me pasó de parar un radio Taxi, que para uno es seguro. Y el tipo se estaba tocando. Y en mi infancia, era muy chica. tenía un abuelo que cada vez que venía me escondía. Y mi mamá me obligaba a saludarlo. Me agarraba por atrás y me tocaba la vagina, me besaba. ¿Cómo no odiar a mi vieja? Ella me entregaba. Hay un montón de mujeres que vivieron situaciones así y esto tiene que cambiar. Tratemos de desenterrar esto. No es normal.

Lara Sambert contra Gino Renni, su ex compañero de cantando por un sueño: "Me besó, me tocó las tetas”