Marina Calabro lejos de Mía:

ESTA CON EL PADRE

Marina Calabro lejos de Mía: "Lo más duro de la cuarentena es estar sin mi hija y no poder abrazarla"

Marina Calabro lejos de Mía: "Lo más duro de la cuarentena es estar sin mi hija y no poder abrazarla"
Hace radio y televisión, y para no exponer a su hija de 10 años ni dejarla sola todo el día, prefirió que esté con Martín Virasoro, su papá

Aunque el coronavirus y sus derivaciones terminó con la mayoría de la gente confinada en sus casas, Marina Calabró no redujo su actividad profesional. Hacía poco que había debutado en la conducción de Confrontados por Canal 9, reemplazando a Carla Conte y a Rodrigo Lussich, y la continuidad del ciclo a pesar de la cuarentena así lo exigió. También está haciendo radio en Lanata sin filtro en las mañanas de Mitre.

"El trabajo cambió en cuanto a que uno toma todos los cuidados del caso: la distancia social, el lavado de manos, el alcohol en gel, el barbijo, ahora en la radio que todos tenemos nuestro capuchón para el micrófono que llevamos y traemos de casa, trabajamos con equipo reducido", explicó Marina en una entrevista realizada por Leandro Rud en Infobae. Ese ritmo incesante de trabajo, una bendición en estos tiempos de pandemia con tanta gente que ha visto afectados su trabajo y sus ingresos, tiene como contrapartida una situación que angustia a la hija menor de Juan Carlos Calabró y Coca: que no puede ver a su hija, Mía, que tiene 10 años. "La vida en época de coronavirus es rara sobre todo porque no estoy con mi hija. Hizo la primera mitad de la cuarentena con Iliana y la segunda con su papá (Martín Virasoro), porque estoy trabajando y por un lado, expuesta. No la quiero exponer a ella y por otro lado porque que ella esté en casa significa que este sola desde las 9 y media de la mañana hasta las 6 y media de la tarde, que yo vuelvo. Como estoy sin ayuda, sin niñera, sin nadie en casa y tiene 10 años. Entonces, eso es lo más duro de la cuarentena", explicó la periodista. 

marina 2-crop

Obviamente, Marina, como tantas personas que están distanciadas de sus seres queridos y no pueden tener contacto con ellos, apeló a la tecnología para poder hablar con ella a diario. "Mi relación con mi hija también cambió porque ahora es virtual, es un poco a la distancia. Estamos todo el día conectadas por Whatsapp, a la noche hacemos videollamada, una vez al día por lo menos y estamos cerca. Trato de mandarle cositas a través de correos para que me sienta presente y uno se acostumbra a casi todo en esta pandemia, pero a lo que no me acostumbro es a no poder abrazarla. Eso es lo más doloroso, es cierto que cambia el modo pero, el vínculo y la cercanía están intactos. Es cercanía a la distancia, pero quizá más cercanía que nunca.

Marina Calabro lejos de Mía: "Lo más duro de la cuarentena es estar sin mi hija y no poder abrazarla"