portada natalie
portada natalie

AHRE

Natalie Pérez en Mar del Plata: "La fama me da miedo"

Natalie Pérez en Mar del Plata: "La fama me da miedo"

La actriz y cantante habló de las contradicciones de su profesión y la popularidad 

Un chico le pidió que se sacara una foto con ella en Mar del Plata. "Entonces le dije: '¿Cómo me llamo?'. No sabía mi nombre. Quería una selfie solo porque soy 'la piba de la tele'. No entiendo cómo alguien puede molestar a otra persona cuando ni siquiera sabe quién es", se pregunta Natalie Pérez.

Y enfurecida continuó, "Si yo quiero una foto con alguien, es porque lo admiro, no porque es famoso. Crecí con esto. Me pasaba en los recreos del colegio, a los diez años, cuando hacía Chiquititas. Después, con Esperanza mía, Guapas y Graduados. Tal vez en distintas dimensiones. Porque hoy mucha gente sabe mi nombre. Pero fue de a poco. Sin embargo, todavía me sorprende que muchos no entiendan que soy un ser humano también. Me dicen: 'Te debés a tu público' o 'Es parte de tu trabajo'. ¡No es así! Imaginate que sos mecánico y tenés que andar arreglando ruedas y motores cada vez que alguien se queda en la calle. Sería tedioso. A veces tengo la sensación de querer esconderme. Soy amable, pero después de sacarme 120 fotos en una cuadra, deja de ser divertido. Y vos me preguntarás por qué elijo trabajar de esto. Porque es mi pasión. Amo mi trabajo."

natalie perez

Natalie sigue viviendo en Villa Urquiza, su barrio de siempre, con su novio, Ramiro Gayoso, un amigo del colegio. 

"No entiendo el abuso. Eso de que soy mala onda si me niego a una foto porque estoy comiendo. Es una cuestión de respeto. A mí me educaron así. La fama, en mi caso, fue una consecuencia de mi perseverancia en el trabajo. No soy alguien que la busca por el solo hecho de ser famosa en sí. Por el contrario, me da miedo. Aunque creo que no existe, o es efímera. Si mañana dejo la tele, dejaré de ser famosa. Además, yo tuve una personalidad antes de que me llegara la fama, y otra después. Ahora me reprimo mucho para no llamar la atención. Me encantaría ser una loca que va por la calle cantando, bailando y haciéndole jodas a la gente. La fama me da miedo. No poder ir a la playa tranquila o sentarme a tomar un helado. Igual, siento que ya estoy en ese camino. Quiero hacer lo mismo que las personas normales: subir fotos con la gente que quiero", se quejó.  

Hizo muchos castings desde los 9 años, cuando decidió que quería ser actriz. "¡La cantidad de veces que me dijeron que no. Entonces lloraba. Hoy está bueno que no haya sido tan fácil. Si hubiera tenido más respuestas positivas, ¡hoy sería una pelotuda! Y aunque la asociemos a la pantalla chica, participó en más musicales que en tevé, si bien no reniega del rótulo de comediante. 

Natalie Pérez en Mar del Plata: "La fama me da miedo"