Nazarena Vélez se sinceró sobre sus dificultades para hacer dieta:  “Quiero deshincharme, pero no saben el sandwich de matambrito de cerdo que me comí”

SE LO TOMA CON HUMOR

Nazarena Vélez se sinceró sobre sus dificultades para hacer dieta: “Quiero deshincharme, pero no saben el sandwich de matambrito de cerdo que me comí”

Nazarena Vélez se sinceró sobre sus dificultades para hacer dieta: “Quiero deshincharme, pero no saben el sandwich de matambrito de cerdo que me comí”
La actriz hizo un contundente descargo para responderles a las personas que la criticaron por su peso.

Todo comenzó cuando Nazarena Vélez y su hija Barbie visitaron el piso de Mamushka, el programa de Mariana Fabbiani, para jugar juntas.

En ese momento, la actriz se convirtió en tendencia de Twitter por los fuertes comentarios que los usuarios hacían sobre su cuerpo y su peso.

Al ver esto, la actriz disparó filosa: "Soy una mamushka más. Pero FELIZ. Pasen y chupen (qué hay carne para [email protected]) Se tenía que decir y se dijo".

Horas después de recibir este agresivo ataque virtual, Nazarena no quiso quedarse de brazos cruzados y decidió responderles a todas aquellas personas que la criticaron por su peso.

"Hola, somos TT en Argentina en un momento en el que estamos sufriendo una pandemia. Por ojete grande, por nalgas carnosas, por cara de galleta. Guau, es un montón. Pensé que nunca más íbamos a hablar del tema de las adicciones", comenzó la actriz.

"¿Por qué el odio?, ¿por qué la bronca?, ¿qué te importa? Soy católica y les juro por Dios que no me afectó un choto. Yo misma me critico un montón y le decía a Barbie que no me molesta tener un culo grande, tengo un culo hermoso", continuó.

"No me siento la mujer discriminada del medio, siento que tengo un culazo increíble, marca cañón, que me ha dado de comer durante mucho tiempo y no por haberlo entregado. Simplemente por dejarlo como en un mostrador, que eran las revistas. No tengo de qué quejarme", aseguró Nazarena.

"Hay un montón de chicas, y chicos también, que me escriben contándome de sus trastornos alimenticios y de su odio al cuerpo, al espejo. ¿Seguimos siendo tan pelotudos? ¿A quién le importa cómo tiene el culo hoy Nazarena Vélez? Tengo 45 años y no estoy en la tele ni nada. Sí soy un personaje atractivo porque soy contestataria. Pero ponerse a escribir un tuit sobre mi ojete y mi cara es como una obsesión y gran parte del país se ve que la tiene", disparó enojada.

Finalmente, para bajarle el tono a la confrontación, la actriz se animó a hacer un chiste con el tema. "Me acaba de traer el Bocha (su novio Santiago Caamaño), todavía lo debo tener entre los dientes, un sandwich gigante de matambrito de cerdo y mientras me lo comía me acordaba del TT de ayer. Y pensaba: ‘Qué gorda hija de p…, no me importa nada’", confesó.

"Igual, le estoy metiendo al escalador, me quiero deshinchar un toque. Yo sé que la cuarentena me está haciendo retener muchos carbohidratos y porquerías, pero qué hija de p… No saben el sandwich de matambrito de cerdo que me comí. Y con un goce como si fuera el último matambrito. Sé que hay gente vegana a la que no le gusta. Perdón, pero me acabo de comer un sandwich...", cerró irónica.

x

Nazarena Vélez se sinceró sobre sus dificultades para hacer dieta: “Quiero deshincharme, pero no saben el sandwich de matambrito de cerdo que me comí”