DURA INFANCIA

El Polaco recordó su paso por un centro de rehabilitación a los 14 años: "Crecí casi de un día para el otro"

El Polaco recordó su paso por un centro de rehabilitación a los 14 años: "Crecí casi de un día para el otro"
En Masterchef Celebrity, el cantante habló de la difícil experiencia que vivió de chico y qué fue lo que aprendió.

Todo comenzó con una simple pregunta de Andy Kusnetzoff a El Polaco en la gala de este martes por la noche de Masterchef Celebrity. "¿Qué comías cuando eras chico"?, indagó el conductor de PH, invitado al reality de cocina, y disparó un recuerdo que el cantante ya había contado en detalle años atrás a Pronto.

"Yo como de todo. Hubo un momento de mi vida a los 14 años que pasé por algo muy difícil, que crecí casi de un día para el otro, casi en cinco meses pasé de ser un pibe de 14 años a una persona de 40", expresó el ex de Karina la Princesita.

Y explicó: "Tuve que ir a una fundación, un centro de rehabilitación porque no tenía un lugar para vivir. Estuve 6 meses, donde comíamos de todo: íbamos a recuperar verduras, comíamos menudos de pollo, carcasas que íbamos a recuperar a las pollerías".

"Era una fundación donde estuve seis meses internado. Y ahí uno empieza a valorar un montón de cosas. Y después de eso mi vida cambió porque no me da asco nada, sé lo que es comer y que no haya carne, comer garrón. Es feo no tener para comer, si tenés no te das cuenta, pero verdaderamente te das cuenta cuando no tenés para comer", reflexionó.

"Yo como de todo gracias a esa experiencia que tuve. Me gustan todas las comidas, no le hago asco a nada. Aprendí a vivir con nada, así que la vida siempre te va poniendo cosas, para mí maravillosas. Yo también soy un agradecido de la vida por todas las cosas que me dio, malas y buenas, aprendí un montón", concluyó El Polaco sobre su dura infancia.

En 2016, el cantante había revelado en diálogo con Pronto"Yo vivía con mi papá Jorge, mi mamá Mariana y mis dos hermanos menores, Jonatan y Rocío. Mi viejo perdió el trabajo y todo cambió... hubo situaciones muy feas de las que no me gusta hablar porque ya pasaron y porque él se recuperó. Pero las adicciones que tuvo en algún momento hicieron que las cosas se pusieran jodidas".

Según contó, el alcohol y las drogas hicieron estragos en su familia: "Mi viejo estuvo internado en diferentes centros de rehabilitación y mientras tanto, mi vieja tuvo que bancar a los tres chicos con 150 pesos que cobraba por un plan de familia. Vivimos de eso y del trueque, vendiendo en Lugano todo lo que teníamos. Yo tuve que crecer de golpe".

"En vez de ir a pasear con mis papás tenía que acompañar a mi mamá a ir a buscar a mi viejo a bares. Después, cuando yo tenía 10 años mis viejos se separaron y como mi mamá estaba desbordada tratando de mantenernos a los tres hermanos, porque con cuarenta años y sin el colegio terminado no conseguía trabajo, a los 13 decidí internarme en un centro de rehabilitación cristiano en Córdoba para que ella no tuviera que preocuparse por mí", confió.

El Polaco recordó su paso por un centro de rehabilitación a los 14 años: "Crecí casi de un día para el otro"