La selfie que se sacaron los rugbiers luego de matar a Fernando Báez Sosa

EN LA FOTO SALE EL SOSPECHOSO NÚMERO 11

La selfie que se sacaron los rugbiers luego de matar a Fernando Báez Sosa

La selfie que se sacaron los rugbiers luego de matar a Fernando Báez Sosa

Según indico el abogado que representa a la familia del joven asesinado, la imagen habría sido tomada 20 minutos luego del asesinato y podría ser considerada una prueba clave.

El crimen de Fernando Báez Sosa sigue sumando detalles cada vez más escalofriantes. Esta mañana, Fernando Burlando anunció que habían hallado una foto que se habrían sacado algunos de los imputados por el asesinato, veinte minutos luego del crimen. 

En la foto, que luego pasó a difundirse a través de las redes sociales, se ve a los jóvenes sonrientes, levantando los pulgares. Al parecer, la imagen habría sido tomada por el celular de Blas Cinalli, de 18 años, quien actualmente está imputado como uno de los agresores directos de Fernando.

selfie-20rugbiers_0

"Ahí se puede ver la actitud que tomaron luego del crimen. Tenían tiempo para sacarse selfies. Esto fue cuando volvieron a la casa que estaban alquilando. Esa es la imagen de los asesinos. Contentos, sacándose selfies. Es muy difícil excluir a los otros participantes", dijo el abogado Fernando Burlando, en diálogo con Canal 13.

La imagen fue sacada a las 5.11 de la mañana y sería sumada al expediente de la fiscalía. En ella se ve, además de Cinalli, a Máximo Thomsen, uno de los más complicados, Ayrton Viollaz, Luciano Pertossi, Lucas Pertossi y Juan Pedro Guarinoquien fue liberado la semana pasada pero podría volver a la cárcel.

Pero también se puede ver, por primera vez, al sospechoso número 11. Identificado inicialmente como Pipo, sería otro miembro del grupo que estaba viviendo con ellos en Gesell. "Nosotros consideramos que el número 11 no es un testigo. Hay mucha información. Queremos colaborar con la Justicia. Hablaban del asesinato en manada, pedían drogas...", agrego Burlando.

La selfie que se sacaron los rugbiers luego de matar a Fernando Báez Sosa