Shakira tuvo que pagar 20 millones de euros para acallar su escándalo tributario

ACALLA EL ESCÁNDALO

Shakira tuvo que pagar 20 millones de euros para acallar su escándalo tributario

Shakira tuvo que pagar 20 millones de euros para acallar su escándalo tributario

La cantante colombiana no pega una: en medio de todos sus temas de salud y pareja, tuvo que pagarle esa cifra millonaria al fisco español en medio de las investigaciones por presunta evasión fiscal. 

Shakira dio un paso en su búsqueda por acallar el grandísimo escándalo que la rodea en España. De acuerdo con el diario español El País, la cantante le pagó a Hacienda más de 20 millones de euros después de que la Agencia Tributaria la denunciase por un delito fiscal entre 2011 y 2014.

El pasado mes de enero y mediante una investigación cuya pieza principal fue las visitas de Shakira a una peluquería de Barcelona, el ente estatal descubrió que la artista residía de forma permanente en el país desde 2011 (cuando arrancó su relación con el defensor del Barça, Gerard Piqué) y no desde 2015 (como ella declaró), por lo que debería haber tributado los impuestos de sus millonarias ganancias de ese período pero no lo hizo y por eso, fue denunciada por evasión fiscal.

Aunque ella planteó que se tratan de "diferencias de criterio y no ocultamiento fiscal", finalmente para evitar que el problema siguiera creciendo y que su popularidad en España cayera más de lo que ya lo había hecho con las declaraciones de Piqué sobre la independencia catalana, habría decidido hacer las cosas como corresponde y pagar la suma de 20 millones de euros para demostrar buena predisposición. De acuerdo a El Periódico, se trató de "un ejercicio ya prescrito, pero que Hacienda reclamaba por la vía administrativa".

Por supuesto, esta cifra no significa nada para la cantante, que tiene millones en sus cuentas y que está preparando todo para sumar más millones durante su tour El Dorado por todo el mundo (aunque planea donar una gran parte a su fundación, Pies Descalzos).

Shakira tuvo que pagar 20 millones de euros para acallar su escándalo tributario