El sincericidio de Flor de la Ve:

BASTA DE PREJUICIOS

El sincericidio de Flor de la Ve: "Para poder encajar en la sociedad me tuve que disfrazar de una mujer careta"

El sincericidio de Flor de la Ve: "Para poder encajar en la sociedad me tuve que disfrazar de una mujer careta"

La actriz y comediante habló de su lucha como mujer trans por la discriminación que sufría.

Cansada de las constantes críticas y de quienes la acusan de haber cambiado, Flor de la Ve se sinceró al hablar sobre lo difícil que fue para ella valorarse a sí misma y ser respetada en el ambiente.

"Tardé muchos años en poder encontrarme, en poder respetarme como persona. A mí siempre me hicieron sentir culpable por lo que era, me hicieron sentir que estaba mal. En la sociedad había una mirada de prejuicio hacia las mujeres trans y es espantoso sentir eso. Es espantoso sentir que en algún punto, como creían que no teníamos humanidad, nos podían decir lo que querían. Entonces, tardé muchos años en darme cuenta del valor que yo tengo, del lugar que había ganado y la voz que represento para otras personas", sentenció la actriz en el programa radial Agarrate Catalina, por La Once Diez.

Frente a sus declaraciones, Catalina Dlugi le recordó una frase de Gerardo Sofovich y le preguntó cómo se había sentido al respecto: "Me acuerdo una reflexión de Sofovich, que dijo que cuando te contrató a vos, había contratado a una vedette, pero que con el tiempo te habías transformado en una señora de su casa. ¿Te causó gracia eso?". A lo que Flor respondió: "Eso tiene que ver con el patriarcado. En algún punto, para poder encajar en la sociedad me tuve que disfrazar de una mujer careta, heterosexual, porque todavía tenía prejuicios... Pero hay que ponerse en el zapato del otro. Es muy fácil hablar y criticar. Pero nacer y sentir que vas al revés de una sociedad entera es difícil, más cuando sos chica y nadie te ayuda. Ahí te sometés a un montón de cosas, a mucha violencia".

Días atrás, en diálogo con Coco Silly, la comediante se había referido a cómo cambió su forma de hacer humor y se mostró enojada con quienes la critican por ello: "Mientras fui la ‘trava graciosa’, la que se reía de los bigotes, de los chistes machistas que me hacían, de los chistes del patriarcado estaba todo permitido. Pero cuando no dejé que se siguieran burlando de mí ahí cambio la percepción y la mirada sobre mi persona. Es lo que siento”.

El sincericidio de Flor de la Ve: "Para poder encajar en la sociedad me tuve que disfrazar de una mujer careta"