¡QUÉ CONFESIÓN!

¡Sincericidio! "En Hollywood la pasaría como el o..."

¡Sincericidio! "En Hollywood la pasaría como el o..."

Un actor argentino reveló lo poco que le interesaría llegar a la meda del cine mundial. Enterate por qué.

En diálogo con el periodista Juan Ignacio Erreca en “Resumen de una semana agitada”, ciclo que se emite por Radio LK, el reconocido actor Julio Chávez dejó en claro que no sueña con ganar un Oscar. “Aunque eso pasó por mi imaginación cuando tenía 20 años, ya ni siquiera veo la ceremonia del Oscar. Así que imaginate lo que me puede llegar a importar. Cada vez soy más hosco y cerrado. No hablo inglés. La voy a pasar como el orto en Hollywood.  No movería un dedo para entrar al mercado norteamericano. No tengo expectativas ni necesidad de participar del gran mercado del arte mundial. No ocuparía ni un solo minuto de mi vida en tratar de que eso pase. Sí aceptaría en caso de que esa oportunidad se acerque sola a mi destino.  Es decir, si me llamasen para una película, leo el guión y veo que hay algo que a mí  me gusta. Como también lo haría con Francia o Bolivia”.
 
 Chávez también adelantó como será la ficción que próximamente protagonizará en la pantalla de El Trece, con producción de Polka.  “Empezaremos a grabar en junio y se llama Signos.  Ya tengo firmado el contrato. Es un proyecto muy lindo. Por lo que escuché, tengo entendido que va a salir al aire en agosto. Pero por ahí la producción decide largarlo antes o después. Así que imagino que se irá manejando de acuerdo a la conveniencia artística y administrativa. Es un producto que tiene mucha prioridad para el canal. El día en el que se programará no está definido, excede mi conocimiento. Puede salir un miércoles o jueves, el canal verá lo que es más conveniente.  Respecto al elenco, me gustan mucho quienes van a ser mis compañeros pero todavía no están cerrados los contratos. Por eso no daría nombres y prefiero dejar en paz las tratativas. Es en el formato miniserie y ya están el 50 por ciento de los 16 capítulos escritos. Es sobre un hombre que de pronto decide que llegó el momento de hacer justicia en relación a un hecho familiar. Entonces comienza a matar, según su signo, a un grupo de personas que fueron partícipes de esta situación dolorosa para él. De esa forma va cubriendo la rueda zodiacal hasta cumplir su objetivo de matar a los 12 signos”.
 
 
En cuanto al debate sobre el éxito que durante el último tiempo tuvieron algunas telenovelas extranjeras, el actor consideró:  “Las Mil y una Noches no está hecha para sacarle trabajo a los actores argentinos. Hay algo que existe y tiene que ver con la compra-venta de las latas. También muchas latas salieron de Argentina y fueron compradas por otros países. De hecho muchos actores se han beneficiado enormemente porque otros países han comprado las latas y se produce una especie de comercios de puertos donde se intercambian productos culturales. Ahora nosotros estamos viviendo la experiencia de cuando una lata produce un éxito. Sí es cierto que disminuye la posibilidad de trabajo. Pero no creo que se arme la movida de las latas y los actores nos quedemos sin lugar.  Es un fenómeno que se ha vivido vastas veces y tiene que ver con una política de la cual los actores también formamos parte. Porque cuando firmamos un contrato dice que la productora tiene derecho a vender la ficción a otros lugares. Así que sabemos que existe ese intercambio”.  
 
 
El actor, quien interpretó a un personaje homosexual en Farsantes, dio su visión acerca de si los contenidos televisivos en algunos casos  son o no homofóbicos.  “La humanidad en general tiene un mensaje homofóbico. Farsantes contó una historia acerca de la homosexualidad, donde incluso en su interior había situaciones homofóbicas. Los mensajes homofóbicos están en la calle, en el mundo, la televisión y cualquier lugar. Siempre y cuanto haya seres que crean que hay una única sexualidad y quienes no respondan a la misma son  enfermos. Esa es una disputa que tienen los psiquiatras, los médicos, los sociólogos e incluso la Iglesia en su propio interior. Así que la televisión tiene elementos que a veces responder de una manera homofóbica y en otros casos no. La televisión muchas veces ha tomado partido a favor de la apertura en relación a la sexualidad diferente. Al mismo tiempo hay conductores que hacen humoradas que por ahí no son hechas desde un lugar discriminador, pero sin saberlo están sosteniendo un pensamiento homofóbico. La realidad es que hoy por hoy se hace una tira donde dos hombres se pegan un beso, cosa que hace muchos años no se hubiese podido hacer. También está el casamiento igualitario que, se esté de acuerdo o no, antes ni existía la posibilidad de ser pensado que eso pase.  De manera que el hombre de a poquito va expandiendo sus gustos y autorizaciones”.
 

¡Sincericidio! "En Hollywood la pasaría como el o..."