Sobredosis, suicidios, violencia doméstica y acusaciones de racismo: la

LOS PROTAGONISTAS ATRAVESARON DIFERENTES TRAGEDIAS

Sobredosis, suicidios, violencia doméstica y acusaciones de racismo: la "maldición" de Glee

Sobredosis, suicidios, violencia doméstica y acusaciones de racismo: la "maldición" de Glee
La exitosa serie de Ryan Murphy parecería haber estado marcada por la desgracia. Estas son algunas de las dramáticas historias que vivieron sus actores.

Glee fue una de las series más exitosas de la última década. Con seis temporadas al aire, la ficción creada por Ryan Murphy ganó decenas de premios, incluyendo cuatro Emmys y cuatro Golden Globes. Sin embargo, parecería haber estado marcada por la desgracia: varios de sus protagonistas atravesaron terribles tragedias y dramáticas situaciones luego de que terminasen las grabaciones.

Acusaciones de racismo contra Lea Michele

040a14b3416bcd2e443fd13c0da66445

Michele fue la protagonistas de Glee durante sus seis temporadas. Su brillante interpretación de Rachel Berry le valió varias nominaciones y reconocimiento internacional, pero parece que no fue la mejor de las compañeras. Luego de que la actriz publicase un mensaje en contra del racismo, una de las actrices de Glee la acusó de haberla agredido en varias ocasiones, acusándola de haberla discriminado por su color de piel.

A esa acusación se sumaron los mensajes de otros participantes de Glee, quienes acusaron a Michele de haber sido muy agresiva durante las grabaciones. Heather Morris, quien interpretó a Brittany en la serie, la defendió de las acusaciones de racismo pero aclaró: "Era muy desagradable trabajar con ella. Le faltó el respeto a mucha gente durante mucho tiempo"

La sobredosis de Cory Monteith

69

Cory Monteith interpretaba a Finn Hudson, el mariscal de campo que descubría su pasión por la música gracias al Glee Club. Su relación con Michele en la ficción fue llevada a la realidad y los actores estuvieron en pareja durante varios años hasta que Monteith murió de una sobredosis el 13 de julio de 2013 en Vancouver, Canadá. Según las pericias, había consumido heroína y alcohol. 

Monteith había tenido problemas con el consumo de sustancias desde los 13 años. A los 19 años ingresó a un programa de rehabilitación y logró graduarse de la escuela secundaria. En marco de 2013 volvió a internarse en una clínica de rehabilitación y obtuvo el alta un mes más tarde. 

Por su fallecimiento las grabaciones de la quinta temporada se atrasaron y la serie fue estrenada una semana más tarde de lo previsto. El tercer episodio de esa temporada fue dedicado a Monteith y se tituló El marsical de campo.

La denuncia por pedofilia y posterior suicidio de Mark Salling

unnamed

El actor que interpretaba a Puck fue denunciado en 2013 por agresión sexual por su pareja de ese momento, a quien le pagó más de dos millones de dólares para evitar ir a juicio. Dos años más tarde fue detenido por tenencia de pornografía infantil y pagó la fianza, pero en diciembre de 2017 se declaró culpable

A Salling le permitieron esperar su condena fuera de la cárcel. Dos meses luego de declararse culpable, el 30 de enero de 2018, su cuerpo sin vida fue encontrado colgado de un árbol cerca de su casa en el Valle de San Fernando, California. El actor tenía 35 años.

La denuncia por violencia doméstica contra Naya Rivera

Santana-Lopez-santana-lopez-19456810-500-281_large

Rivera interpretaba a Santana López, una porrista que a lo largo de la serie va descubriendo su sexualidad y finalmente confirma su romance con su compañera animadora, Brittany. Su interpretación y la historia que le tocó contar hicieron que la actriz recibiera varios elogios y críticas positivas. 

Rivera se casó con el actor Ryan Dorsey en julio de 2014 y se convirtió en madre en 2015. Dos años más tarde, era arrestada por violencia doméstica. Su esposo la acusó de haberlo golpeado en la cara y en la cabeza y tuvo que pagar una fianza por mil dólares. Dorsey luego decidió eliminar los cargos y la pareja se divorció en 2018.

Sobredosis, suicidios, violencia doméstica y acusaciones de racismo: la "maldición" de Glee